El limpia caños de San Lázaro

0
281

Quienes conocen a Manuel Romo le sugieren comprar un billete de lotería, pues a pesar de dedicarse a las instalaciones hidráulicas, ganó un millonario contrato para renovar el estudio de televisión del Canal del Congreso.

¿Que quién es Romo?, pues un arquitecto que con su empresa, Agua Total, SA, se ha convertido en uno de los contratistas consentidos de San Lázaro.

Además de la renovación del estudio de televisión, donde a lo mejor quieren mandar las noticias al caño —pues su compañía se dedica al tratamiento de aguas residuales— también ganó la renovación de más de 150 baños de la Cámara de Diputados.

A Agua Total SA no se le conoce antecedente en el manejo de tecnología como la que maneja el canal legislativo. Claro, a menos que estuvieran haciendo agua las finanzas televisivas y necesiten de ese tipo de composturas.

De acuerdo con la licitación pública HCD/LXIV/LPN/21/2019, Romo obtuvo también el contrato para renovar 150 baños, a pesar de que no tiene más de tres años que les dieron su manita de gato.

A lo mejor de tanto que la ca…, digo, que la riegan los legisladores, los sanitarios requieren del mantenimiento tan continuo.

Pero Romo no es el único que debería entrarle al Melate, pues a quien también le sonríe la suerte es a Ricardo Reyna Barrera, director de Adquisiciones en San Lázaro.

Casualmente cuando Reyna Barrera era coordinador de Adquisiciones y Contratación de Servicios del Sistema de Aguas de la Ciudad de México con Miguel Ángel Mancera, a Agua Total SA también le fue de maravilla.

De acuerdo con documentos, esa empresa obtuvo contratos por más de 90 millones de pesos del organismo capitalino.

Nada tendría de extraordinario si no fuera porque en esa época Reyna Barrera hizo una millonaria remodelación de su casa en el exclusivo Condado de Sayavedra, y el encargado del total de la obra fue el despacho “R+R”, que es de Romo padre e hijo.

A su nombre están todas las cotizaciones de aluminios, vidrios, follajes, jardinería, tejas, impermeabilizantes y todos los materiales, de empresas como Vivero los Agaves, Macere, Greensmart y otras.

Quizá sólo haya sido una santa casualidad —como dijera el joven maravilla—, que uno de los principales contratistas de Sacmex se hiciera cargo de la costosa remodelación de la residencia de quien le daba los contratos.

Pero por lo visto, esa estrecha relación persiste ahora en San Lázaro, donde Romo es asiduo de la oficina de Reyna Barrera, y muchos se preguntan si el contralor Jorge Castillo ya se dio cuenta o hace como que no ve.

Hay otros que aseguran que Jaime Cabiedes, brazo derecho del líder Mario Delgado, ya fue enterado y en una de esas ya se está armando la investigación, pues se supone que la 4T no permite esas “casualidades”.

CENTAVITOS

Y hablando de San Lázaro, a menos de un año de que Porfirio Muñoz Ledo impusiera en Comunicación Social a Roselli Reyes, ya la sustituyó Sergio Jiménez, un panista ortodoxo que le ganó la carrera a Felipe de Jesús González y a Hermenegildo Castro. A Sergio ya lo desnudaron como “sensor” de periodistas, y de Roselli dicen que no acabó de dar color, pues en su afán por ser muy morena acabó siendo muy gris y con una gestión bastante negra.