El desarrollo de México debe ser sustentable: Graue

0
77
  • Académicos aseguran que México tiene el reto de avanzar aceleradamente en la adopción de nuevas tecnologías para escalar a un nivel de potencia mundial.
  • Rector de la UNAM asegura que para el desarrollo del país es importante encontrar nuevas soluciones y respuestas desde las ciencias de la Tierra.

“México tiene potencial industrial y es necesario cuidar que su desarrollo sea sustentable, basado en los conocimientos y soluciones que aporten las ciencias de la Tierra”, afirmó Enrique Graue Wiechers, rector de la UNAM.

En los últimos 100 años la temperatura del planeta aumentó un grado y sus efectos son irreversibles. “Pronto podríamos llegar a un grado y medio más y las consecuencias serían devastadoras para la economía y la vida como la conocemos. Por ello, es importante encontrar nuevas soluciones y respuestas desde las ciencias de la Tierra”, dijo en la unidad de seminarios Doctor Ignacio Chávez.

Acompañado por Dionisio Meade, presidente del Consejo Directivo de Fundación UNAM; Alberto Baillères, presidente del Consejo Directivo Grupo BAL, y Alejandro Baillères, presidente adjunto del mismo grupo, Graue entregó los premios BAL-UNAM en Ciencias de la Tierra 2018-2019, que estimulan la generación de nuevos conocimientos en áreas como geología ambiental, energías renovables, minería, petróleo y química-metalúrgica.

En su oportunidad, Dionisio Meade expuso que en esta segunda edición del premio se presentaron 52 trabajos de alta calidad, que reflejan la riqueza y diversidad de las investigaciones. “El mejor conocimiento, aprovechamiento y cuidado de nuestro planeta son su mejor causa, por eso escogieron este campo de estudios”.

En la ceremonia, Alberto Baillères destacó que “la UNAM tiene el liderazgo en materia de investigación en el país y así lo estamos reconociendo con el patrocinio de este premio”.

Aseveró que el tránsito del México actual al estatus de nación desarrollada tiene que sustentarse en conocimiento, investigación científica, mejores salarios y empleos que se consigan mediante el crecimiento de la productividad de la economía, y que se nutra de la mayor calidad educativa y el desarrollo científico y tecnológico.

“El país cuenta con una sólida base industrial. Nuestro reto es avanzar aceleradamente en la adopción de nuevas tecnologías para escalar a un nivel de potencia mundial. La competitividad de nuestras industrias debe construirse con tecnologías desarrolladas en el territorio y con el trabajo conjunto de gobierno, universidades y empresas”, destacó.