La manga ancha de Morena

0
129

Está tan flaca la oposición en Tabasco, que el gobernador morenista Adán Augusto López Hernández se pudo dar el lujo de inaugurar a destiempo la temporada electoral sin que fuere reconvenido por adelantar los tiempos marcados por la ley.

En la entrevista que cada mes concede al noticiero ‘Telerreportaje’, el lunes el mandatario le dio permiso a sus colaboradores para que «caminaran» en pos de un cargo de elección, aunque, eso sí, “solo” los fines de semana.

Han pasado tres días y ningún partido político ha salido a impugnar la declaración del gobernador.

Es la primera vez en los últimos cinco sexenios que un jefe el Ejecutivo le autoriza a sus funcionarios hacer campaña con al menos un lustro de anticipación.

Está administración no ha cumplido un año y ya se le dio la ‘luz verde’ para el proselitismo a los miembros del gabinete.

Con la postura de López Hernández muchos actores políticos cayeron en cuenta de que no mienten los funcionarios que se les han acercado para pedirles su apoyo con el argumento de que el gobernador les dio permiso.

El cargo más codiciado por los colaboradores del mandamás es la presidencia municipal de Centro. En pos de esta andan el secretario de Bienestar, Mario Llergo Latournerie; el diputado federal Manuel Rodríguez González; el subsecretario de Salud, Manuel Pérez Lanz; el secretario de Energía, José Antonio de la Vega Asmitia; y hasta Jesús Alí de la Torre, enlace con dependencias federales.

Estos, sin excepción, se han acercado a personajes de la vida tabasqueña para sumarlos a su causa, en el entendido de que llevan al “visto bueno” del jefe.

El desparpajo con el que López Hernández dio el ‘banderazo de salida» al año electoral 2021 no es sino el reflejo de saberse omnipotente, sensación que le da contar con el apoyo del presidente Andrés Manuel López Obrador y, por si fuera poco, no tener encima a una oposición fuerte.

En el lenguaje coloquial, en el Edén solo truenan los chicharrones del gobernador y al que diga lo contrario, palo. Ahí está la amenaza de embargo al estacionamiento del edificio del PRI estatal de la avenida 16 de Septiembre por impugnar ante la SCJN la reforma constitucional que le reduce la mitad de sus prerrogativas a los partidos políticos.

Otra gestión de izquierda, la del perredista Arturo Núñez Jiménez, también chantajeo con ese expediente al Revolucionario Institucional, pese a que de sus filas salieron los dos últimos gobernadores impuestos por López Obrador.

SOBRADOS…

La mejor muestra de que el régimen morenista se siente exponente de la sentencia “el Estado soy yo” la dio ayer el secretario de Gobierno, Marcos Rosendo Medina Filigrana, cuando salió a atajar la denuncia de un grupo de inmigrantes.

Desplazados de Cuba se quejaron en un programa de radio que son vejados en su paso por la capital tabasqueña. Ante esa denuncia, el encargado de la política interna respondió que «no les podemos generar condiciones de cinco estrellas».

La mañana de ayer, en la radiodifusora XEVT, se denunció que en la estación migratoria de Villahermosa se maltrata a los ciudadanos extranjeros que se internan de manera ilegal al estado

En vez de darle una salida política a la crisis, al experredista se le hizo fácil hacerles “bullying” a los morenos.

PARA SU INFORMACIÓN…

DESDE AYER SE encuentra en Villahermosa el delegado del CEN del PRI en Tabasco, Genaro Abreu, quien fue presentado ante la clase tricolor. Priístas rechazaron el nombramiento por considerar que el enviado no tiene tamaño político.