*PAN y los peregrinos

0
324

CARTELERA POLÃ TICA

*Peña Nieto, Plan Seguridad

El añejo conservador Partido Acción Nacional, PAN, después de ingresar la círculo del poder por efímeros 12 años regresa a sus orígenes de partido pigmeo, luego de que los mexicanos pasaron de la ebriedad en 2000 a la telúrica realidad en 2012 al caer en cuenta de haber apoyada una despensa de alta burocracia, sin capacidad para gobernar, metido en un elitista club electoral, y lo más grave el desbordamiento de los problemas nacionales.

La elección presidencial 2012 puso de nueva cuenta en su lugar al PAN que se obligó al recuento de sus miembros que no llegan a 400 mil en todo el país. Una de sus cunas: Chihuahua, pierde 8 de cada 10 afiliados. Exactamente el mismo número antes de tomar el poder, como este espació lo comentó hace 13 años. En la capital del país solo contaba con 20 mil miembros. Hoy ni el ex presidente de ese partido Vicente Fox se atrevió a refrendar su militancia. Felipe Calderón con las cananas fajadas se reveló como belicista para integrar su exclusivo club electoral cuyo saldo es un blanquiazul fragmentado y en proceso de estampida, con un dirigente nacional permanentemente cuestionado, lo mismo el coordinador de la bancada panista en el Senado.

Durante los 12 años como gobierno conservador, el PAN no permitió la apertura masiva de miembros, prefirió seguir en su castillo de la pureza y en asfalto que terminó en ahondar más la separación entre Estado y sociedad civil que ésta cobró las afrentas en las urnas en julio pasado. La misma plutocracia se vio amenazada y prefirió cambiar de bando donde le ha ido mejor.

Ahora la derecha que había sido congruente con su ideología por más de medio siglo, después de la profunda reflexión a la que convocó Felipe Calderón y la dirigencia para analizar las razones de la pérdida del poder y el futuro del PAN como partido pigmeo, decidió para sobrevivir pedir posada a su antípoda de la izquierda, para juntos cargar los peregrinos, sin navidad ni colación, pero muchas piñatas, en una amalgama extraña hasta confundirse y dar palos de ciego de mala manera, al nuevo traje tricolor del PRI que cantando villancicos y bailando baladas regresa al poder, quita todas las banderas tanto de la derecha como de la izquierda para dejar a estas corrientes sin pastorela y con el diablo encima.

La convocatoria a la cena del pavo con todos los dirigentes de partidos, ha causado entre las bases acostumbradas al pleito callejero, estupor y alarma pues no dan crédito que el ejecutivo federal los convide a su mesa para diálogo abierto a fin de dar respuesta inmediata a las exigencias de los mexicanos. Tardíamente se da cuenta el PAN que perdió el toque con el pueblo, pues ahora las agrupaciones civiles, los partidos y cualquier mexicano, en vez de la distancia, tendrán opinión sobre los temas esenciales del país, difíciles y ríspidos, como será la reforma energética, o la legalización o no de la marihuana, y en su momento, tal vez la moneda única de las naciones de América del Norte, al que ahora pertenece México.

Ahora más que nunca podría estar cuestionado el sistema de partidos en México, pues los que hay más bien tiene parecido a una caricatura anémica que no representa al conjunto de los mexicanos. El PAN después del recuento se derrumba como partido aglutinante y clerical. La izquierda sigue sin conquistar el norte del país y deja muchos huecos en el centro y sur de la nación. Este panorama no debe alegrar a nadie pues el país requiere de por lo menos dos partidos fuertes para hacer los pesos y contrapesos del poder.

Mientras el PAN siga pensando y actuando como partido elitistas quedará anclado a una posición de insuficiente representatividad y pálida capacidad de convocatoria. Por lo pronto, su actual líder Gustavo Madero enfrenta la estampida de afiliados y trabazón con la bancada albiazul en el Congreso que le impugna negociar a espalda de los congresistas, cuando son ellos los que al final aprueban o rechazar reformas, y nuevas leyes. Lo que ningún partido debe regatear ni eludir es su responsabilidad de sacar al país de la crisis de 12 años perdidos para colocar de nueva cuenta en la rueda del progreso, al margen de colores y siglas de partidos.

GRILLOTEKA: Hoy lunes el presidente Enrique Peña Nieto anunciará su programa de seguridad pública de más de 40 mil millones de pesos programados para 2013, al reunirse por primer ocasión con el Consejo de Seguridad. *** El coordinador de la bancada del PRI en San Lázaro, Manlio Fabio Beltrones, ratificó que su partido impugnará ante la Corte la inconstitucionalidad de que el Senado ratifique los nombramientos de comisionado nacional de Seguridad Pública y la de secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, pues por ley es una prerrogativa del ejecutivo federal. *** El coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa demandó que los gobernadores también firmen el Pacto por México, pues sin ellos podría quedar en un listado de buenas intenciones. *** El ex gobernador perredistas de Chipas, Juan Sabines Guerrero dejó deuda estatal por 40 mil millones de pesos, y se llevó 150 millones y dejó las carcas vacías a su sucesor el priista Manuel Velasco. *** Organizaciones campesinas como la CIOAC Barzón, Congreso Agraria, vaticinan que la cruzada contra el hambre del presidente Peña Nieto está llamada al fracaso, en tanto no se modifiquen las políticas públicas para el campo para convertirlo en granero de alimentos.

COMENTARIO FINAL: ¿Cómo se dice Recuento del PAN, en lenguaje dejar atrás enconos?: Reeeestampida de Pitufos.

Compartir