Historia profunda del PRI (II)

0
64

LIC. ALEJANDRO MORENO CÁRDENAS, PRESIDENTE DEL CEN DEL PRI.

+El fin justifica los medios. Nicolás Maquiavelo

Entre los absurdos que pueden generar las jugadas oscuras de la política mexicana, Vicente Fox tuvo que dejar para más tarde el fortalecimiento de su partido, el PAN, por su mutua incapacidad para cambiar las estructuras políticas y corporativas instauradas por el sistema priista, de manera que sólo le quedó… respetar al PRI.

Así lo consigna y demuestra mi colega José Reyes Doria en su artículo “El PRI: hora cumplida”, cuya segunda parte le entrego enseguida:

“El PRI, a pesar de haber articulado una poderosa ideología que se conoció como el ‘Nacionalismo Revolucionario’, nunca fue un partido dogmático ni excluyente en función de la ideología. Al contrario, fue uno de los partidos más pragmáticos del mundo, porque a partir de 1988 no tuvo problema ni pudor alguno en respaldar y tratar de justificar a un régimen neoliberal, cuyos postulados económicos, políticos, sociales y culturales estaban en el polo opuesto de los ideales de la Revolución Mexicana. Como dijo en su momento Octavio Paz, tal vez este pragmatismo evitó que, en la época dorada del autoritarismo, cuando el régimen gozaba de estabilidad, respaldo y desarrollo económico, es decir entre 1946 y 1970, llegara a la Presidencia de la República un Nerón o un Calígula

“El propio Octavio Paz, siempre luminoso, caracterizó al régimen priista como el Ogro Filantrópico, una especie de patriarca que amaba y consentía a las masas, pero a costa de restringir casi absolutamente las libertades, la crítica, la disidencia y la participación. En este contexto, creció sin freno alguno el cáncer de la corrupción, la impunidad, la inseguridad derivada de la ausencia de un estado de derecho, el crimen y la simulación de los actores del sistema político y económico.

“Con estos precedentes, finalmente el PRI perdió la Presidencia de la República en el año 2000. Pero no perdió el poder, porque Vicente Fox y el PAN fueron incapaces de cambiar las estructuras políticas, económicas y corporativistas que sostenían al régimen priista. Foxnecesitaba al PRI para mantener la estabilidad política y económica, necesitaba a sus gobernadores, a sus legisladores, a sus corporaciones, a sus operadores en los ámbitos económico, financiero, internacional, criminal…

“Muchos pensaron que el año 2000 significaría la muerte del PRI, porque, como dijimos al principio, sus genes están vinculados indisolublemente al poder presidencial, no sabe, ni puede, ni quiere ser oposición. Con Fox, el PRI conservó franjas de poder determinantes y aprovechó la coyuntura para desarrollar una gran capacidad de reconstrucción en los estados, se volvió imbatible en más de la mitad de las gubernaturas cuando se pensaba que éstas las perdería como fichas de dominó.

“En 2006, el PRI volvió a perder la Presidencia, pero además recibió un golpe brutal al caer al tercer lugar en la votación y en la representación en el Congreso. Pero, paradójicamente, en el sexenio de Felipe Calderón tuvo más poder que en el de Fox, porque Calderón necesitaba las estructuras priistas para mantenerse a flote debido a la profunda crisis de legitimidad con la que llegó a Los Pinos. Esa circunstancia, además de la solidez del dominio priista en los estados de la República, le permitió al PRI reconstruir sus capacidades de competir por el poder nacional…”

Continúa…

Internet: m760531@hotmail.com
Facebook: Leopoldo Mendívil
Twitter: @Lmendivil2015
Blog: leopoldomendivil.com

Compartir