Permanente detiene intento de ampliar mandato de gobernador en BC

0
96
  • El diputado de Morena, Raúl Bonifaz, destacó que “estamos en un tema de interés nacional que tiene que ver con los valores democráticos, con la autonomía constitucional de los estados»
  • «Es claro que no es legítimo auto ampliar el plazo para el ejercicio del poder que previamente se ha establecido en el orden constitucional”, agregó

Por unanimidad la Comisión Permanente rechazó este miércoles la reforma que realizó el Congreso de Baja California, que pretendía el periodo del gobernador electo en la entidad, Jaime Bonilla, de dos a cinco años, por lo que solicitó al actual gobernador, Francisco Vega, que esta medida no sea promulgada.

Con el aval de los ocho grupos parlamentarios que participan en la Permanente, incluido Morena, partido que apoyó la candidatura de Bonilla, se aprobó el punto de acuerdo, previas críticas de legisladores priistas y panistas que por sospecha de presuntos actos de corrupción con los diputados bajacalifornianos.

De hecho, los legisladores panistas, partido que ha gobernado Baja California desde hace tres décadas, también votaron a favor de la reforma.

El diputado de Morena, Raúl Bonifaz, destacó que “estamos en un tema de interés nacional que tiene que ver con los valores democráticos, con la autonomía constitucional de los estados, la consolidación del federalismo y el respeto al sufragio público, entre otros aspectos.

Mientras tanto, dijo, “el proceso de reforma constitucional local aún está en curso y existe la posibilidad procedimental de que la reforma no se publique por parte del propio gobernador y del Congreso Local, lo cual puede ser una señal de autocontención de parte de los poderes locales, ante las críticas que ha presentado esta reforma”.

La ampliación del mandato “ha sido claramente rechazada por todas las fuerzas políticas, bajo la clara valoración de que resultó inconstitucional”, afirmó el diputado. “Si en el ámbito local se da marcha atrás a la reforma como un acto de responsabilidad y sensibilidad política, dejando sin efecto el decreto aprobado el pasado 8 de julio y sujetándose a la Constitución”, se evitará una judicialización del tema, agregó.

Y finalizó: “el actuar del congreso local es totalmente cuestionable, por lo que aprobamos como fracción parlamentaria de Morena, el exhorto respetuoso de prudencia y sensatez de las autoridades locales. Es claro que no es legítimo auto ampliar el plazo para el ejercicio del poder que previamente se ha establecido en el orden constitucional”.

“Se han desatado demonios que creíamos conjurados por la democracia”, advirtió la diputa priísta, Dulce María Sauri, quien señaló que 32 años después de hechos similares en Yucatán, la historia parece repetirse, pero con características peores, ya que Jaime Bonilla es amigo del presidente Andrés Manuel López Obrador y consideró insuficientes dos años como gobernador.

Por su parte, la senadora del PT, Nancy de la Sierra, afirmó que los legisladores deben alzar la voz para que no se siente un precedente negativo sobre el régimen de derecho, “como legisladores no debemos jugar con la voluntad popular”, dijo.

En su turno, la diputada panista, Lisbeth Mata indicó que no se puede tolerar este tipo de precedentes, ya que cualquier legislatura podría acortar o alargar el mantado de un gobernador, incluso el periodo del mandato presidencial. Además pidió que se investigue la posible corrupción de los legisladores de esa entidad, y de comprobarse, proceder a una acusación como delito electoral.

Por ello, se aprobó por  unanimidad el exhorto al ejecutivo estatal para dejar sin efecto la reforma constitucional local.