El tuit de Jesús Orta

0
130

Dicen que al perro más flaco se le cargan las pulgas, y eso justamente le pasó al secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta Martínez.

Como si hiciera falta peso a la cruz que carga desde que llegó a esa dependencia, el lunes pasado, el periodista Carlos Jiménez denunció una amenaza velada del funcionario hacia su persona.

“Sigue pasándote de lanza conmigo, no es juego”, se lee en el tuit del secretario, en un texto recibido por Jiménez la madrugada del sábado.

Al reparar en que la amenaza había quedado por escrito, Orta Martínez intentó disculparse, alegando que se había equivocado de destinatario. “Fue una confusión, una disculpa”, se lee en el mensaje del domingo, salido del mismo Twitter del secretario.

Independientemente de que haya sido “una confusión”, el jefe de la Policía envió una amenaza a alguien para advertirle que no se pase de lanza, si no…

Si el funcionario tiene problemas con alguien, tendría que haber denunciado ante la Procuraduría de Justicia, de Ernestina Godoy, a menos que no confíe en su compañera de gabinete y prefiera arreglar las cosas por su cuenta.

Si el asunto nada tiene que ver con el periodista, de cualquier forma es el jefe de la Policía más grande de América Latina advirtiendo a alguien que le baje o la pasará muy mal. Orta no es un civil, y el que su amenaza no fuera hacia un periodista, no lo exime.

Si el tema ni siquiera inmutó a la jefa de Gobierno, cuando debió ser la primera en exigir una explicación convincente, la cosa allá adentro está peor de lo que se creía.

Porque ni modo que Claudia Sheinbaum tolere que el titular de Seguridad Ciudadana use su red social oficial para difundir un mensaje de violencia que en nada abona a pacificar el ambiente.

¿Avala que su propia policía lance amenazas que, “por equivocación”, llegó al Twitter de un reportero que, casualmente, reporta todos los días la ineficacia de las autoridades en la materia?

¿A quién iba el mensaje y por qué se equivocó Orta, en caso de que en realidad no tuviera en mente a Carlos Jiménez?

El funcionario incita a la violencia en un ambiente muy crispado y del cual la sociedad ya está harta, por lo que tendría que haber sido investigado por su propia jefa, nomás para estar seguro de en qué anda metido.

Junto con Ernestina Godoy, Orta es de los funcionarios peor calificados y ahora sale con esto. En cualquier administración ya lo hubieran puesto de patitas en la calle, pero parece que a Claudia no le hace ruido que su jefe de Policía se conduzca de esa manera.

Ojalá que a Jiménez nunca le pase nada, pues, de lo contrario, el primer sospechoso sería… ¡el jefe de la Policía que lo tendría que cuidar!

CENTAVITOS

Una de cal por tantas de arena. Ayer, la PGJ resolvió el caso del abogado muerto en la zona del WTC, que fue drogado con gotas oftálmicas. Se pensaba que habían sido sexoservidoras, pero fue un taxista que ya está tras las rejas. Primer hit del recién llegado equipo de Inteligencia Policial a cargo de Omar García Harfuch.