Tabasco: Núñez no se ha salvado…

0
203

Si bien el exgobernador Arturo Núñez Jiménez y su equipo confían en que, por lo menos, ni él ni su esposa Martha Lilia López Aguilera, quien tuvo el estatus de funcionaria en la pasada administración, tendrán problemas legales que puedan llevarlos a la cárcel, buena parte del gabinete considera que lo alcanzará el brazo de la justicia tabasqueña.

Los responsables de las principales carteras abanderan la tesis de que, “para no quedar mal con el pueblo”, Núñez debe ser enjuiciado por las irregularidades que ya se han empezado a encontrar en su gestión.

Más aún, son de la idea de que la presunta muerte de Amet Ramos Troconis, el primo de su mujer y quien fuera su tesorero, arreciará la presión popular para que el perredista que reside en España sea sentado en el banquillo, pese a la visible protección que le brinda el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Según ha trascendido, el primer exfuncionario en ser citado para rendir cuentas por el quebranto financiero de Tabasco sería precisamente el pariente político del exmandatario, pero un sorpresivo cuanto sospechoso infarto lo alejó del radar del fiscal Jaime Lastra Bastar, quien declaró hace unas semanas que la dependencia aún no recibía el certificado de defunción de Amet.

Se sabe que el 14 de octubre del año pasado que López Obrador, entonces presidente electo, se reunió en Plaza de Armas con Núñez, a la sazón titular del Ejecutivo local, y con el gobernador electo Adán Augusto López Obrador, se acordó que la cuenta pública del último año de aquel no tendría problema con la bancada mayoritaria en el Congreso del estado.

“Hay que aprobar la cuenta de Núñez”, habría sido la instrucción del de Tepetitán a Adán Augusto.

Algo de lo que sucedió ahí lo soltó a la prensa el diputado Charly Valentino León Flores, de Morena, pero por su personalidad extravagante nadie le creyó.

Este reportero puede afirmar que las piezas claves del gabinete van a empujar “hasta topar con pared” para que Núñez sea obligado a responder por el mayor latrocinio que se recuerde en la historia de Tabasco.

En adición, De Primera Mano está en condiciones de adelantar que las investigaciones en contra de la administración anterior están avanzadas y se han encontrado evidencias de un enorme saqueo.

Un recuento sobre la relación de Núñez con los ganadores en Tabasco de las elecciones del 1 de julio de 2018 arroja que, a lo sumo, solo uno o dos miembros del gabinete están del lado del extitular del Ejecutivo, y eso porque son nuñistas que fueron invitados a continuar en la administración, pero ya con la playera de la 4T.

El que defiende a ‘más no poder’ a Núñez es José Antonio de la Vega Asmitia, secretario de Desarrollo Energético, y quien era ‘delfín’ del exmandatario para la sucesión del año pasado.

Salvo el perredista que fue líder del Congreso, la totalidad de los colaboradores del nuevo gobierno quieren ver a Núñez en la cárcel.

Otro que quiere ‘salvar’ al marido de Martha Lilia es el coordinador de la bancada del PRD en la Cámara de Diputados, Agustín Silva Díaz, quien fue ratificado para los próximos dos años con el apoyo de Morena.

@RodulfoReyes