RIP al Sindicato de la CDMX

0
68

Luego de su consejo extraordinario, en el cual acordaron la destitución de Juan Ayala Rivero como líder del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, los dirigentes son los únicos que no se han dado cuenta de que ya están pelas.

En una accidentada asamblea, que evidenció un pleito de comadres al interior de la cúpula sindical, Ayala Rivero se declaró reelecto y los opositores nombraron a Héctor Castelán como dirigente interino.

Mientras estas dos tribus se pelean por ser reconocidos como dirigentes, la verdad es que todos están pelas, y sólo falta que las autoridades laborales conozcan oficialmente los resultados para que les den palo.

El tema es que una coalición de trabajadores opositores a la cúpula sindicalista ganó, en definitiva, la impugnación a la reelección anticipada que Ayala Rivero y 23 secretarios más habían hecho en 2017.

Justamente el miércoles fueron citados a la última audiencia en el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje para el desahogo de pruebas, y el líder del gremio no se presentó ni envió abogados, por lo que perdió por default.

Técnicamente, Ayala Rivero sigue siendo el dirigente del Sindicato Único, debido a que había obtenido la toma de nota de su reelección anticipada, pero al perder la impugnación presentada por la coalición, su nombramiento queda invalidado.

En cuanto las autoridades laborales notifiquen oficialmente el laudo, la organización sindical quedará acéfala y se tendrá que llamar a nuevas elecciones, pero antes deberán modificar sus estatutos para adaptarlos a la nueva Ley Laboral.

Lo mismo pasará con el nombramiento de Castelán como interino, que es también ilegal, y en cuanto solicite el reconocimiento de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje recibirá un no como respuesta.

Es por ello que quien se relame los bigotes es el bajacaliforniano Joel Ayala, líder de la FSTSE —organismo de la burocracia al que está afiliado el SUTGCDMX—, ya que, ante la ausencia legal de dirigentes, tendrá que designar una cartera interina de su confianza.

Esta cartera será la que modifique los estatutos y llame a nuevas elecciones acordes a la flamante legislación laboral, por lo cual, quienes hoy reclaman el triunfo quedarán fuera y, en una de ésas, enfrentando procesos penales por el manejo de dineros públicos.

El SUTGCDM está integrado por 42 secciones, que agrupan a 170 mil agremiados, y al menos 23 de ellas tienen dirigentes espurios, que seguramente tendrán que abandonar sus puestos.

Tras estos hechos, es clara la victoria de Claudia Sheinbaum, quien desactivó a sus rivales internos y, de paso, toma revancha de quienes la atacaron durante las elecciones.

CENTAVITOS

Con todo y que la Constitución local establece un Fondo para infraestructura en las alcaldías, que incluso está especificado en el Presupuesto 2019 de la CDMX de los remanentes del gobierno, nada ha ocurrido. La lana ahí está, sólo falta que la Secretaría de Finanzas emita los lineamientos… si quiere, claro.

Compartir