Concesionarios piden aumento de dos pesos en el transporte público del DF

0
217

La agrupación Transportistas Unidos del Distrito Federal (TUDF) exigen un incremento urgente de 2 pesos a la tarifa actual, para poder continuar la renovación del transporte de la ciudad, dieron a conocer  una tabla comparativa del incremento de 84%, 51%, 160% y 133% a sus principales insumos para prestar el servicio, entre 2008 cuando les dieron el último ajuste tarifario y el día de hoy.

 

Luego de recordar cómo los concesionarios del transporte público de pasajeros siempre han resuelto los problemas de transportación de la ciudad frente a las malas decisiones de los distintos gobiernos, el vocero en la conferencia de prensa realizada esta mañana, Francisco Carrasco, quien a nombre de sus compañeros exigió un incremento urgente de 2 pesos para poder continuar la renovación del transporte en la ciudad

Los transportistas señalaron: «Es injusto se nos exija cambiar el parque vehicular, constituirnos en empresas, con todos los costos que ello implica, principalmente los fiscales y las obligaciones de seguridad social, con una tarifa tan castigada como la nuestra».

Nicolás Gómez  representante del Bloque de Agrupaciones de Transportistas, afirmó: «con todo lo que se diga de nosotros, ya cambiamos una vez de los taxis o peseros a microbuses. Voluntad la mostramos hace 20 años y también hoy. Muchos compañeros participamos en corredores y otros aún sin corredor, cambiamos la flota vehicular, pero lo que no cambia es la actitud y voluntad del gobierno».

De 2008 a la fecha, de acuerdo con el estudio más reciente, el incremento en el precio del diesel fue de 84.63 por ciento. Costaba 5.93 pesos y hoy se compra en 10.99, con un alza de 5.06 pesos. En el caso de la gasolina Magna, estaba en 7.01 pesos y hoy cuesta 10.63 para un incremento de 3.62 pesos y 51.20 en términos porcentuales.

 Más grave es el incremento de las llantas. Tenían un valor de 750 pesos en 2008 y hoy llegan hasta los mil 950 pesos. El aumento es de mil 200 pesos o 160 por ciento. El aceite está más o menos en la misma situación. De 30 subió a 70 pesos el litro. Es decir, es 40 pesos más caro y el aumento fue de 133 por ciento.

 Finalmente, los precios del propio Gobierno también se incrementaron. La licencia tarjetón por dos años se incrementó 399 pesos y la de tres años en 307 pesos, para porcentajes de 32.41 y 37.41 por ciento.

 Francisco Carrasco reiteró la su voluntad para cambiar por parte de los transportistas a principios de los años 90. «¿A quién no le gusta estrenar? De lo que carecemos es de condiciones económico-financieras para hacerlo». Aquellas unidades, recordó, «no sólo se volvieron viejas, sino que les faltó mantenimiento y su carencia derivó, algunas ocasiones, en accidentes, debido a la privación de una tarifa justa que permitiera realizar gastos de mantenimiento y de inversión en unidades nuevas».

 
Es más, mientras el Gobierno del Distrito Federal subsidia el costo del transporte en el Metro, el Sistema de Transporte Eléctrico (trolebuses, tren férreo y tren ligero), la Red de Transporte de Pasajeros y hoy el Metrobús, «nosotros, quienes todos los días nos sentamos frente al volante, subsidiamos al 80 por ciento de los viajes que se realizan en transporte dentro de la ciudad».

«Por todas estas razones, exigimos una tarifa emergente de dos pesos para poder tener un transporte como lo requiere la ciudad. Un transporte de primera, un transporte bueno, un transporte bonito, pero también un transporte con una tarifa justa», finalizaron.