Otra muerta, otra marcha. Así es Veracruz

0
37
Xalapa.- Maggie maestrante de la Universidad Veracruzana (UV) terminó sus estudios, se casó, hizo el examen para ingresar a la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), lo pasó, y estaba en Huatusco en su casa, en la tienda de sus papás despachando cualquier día, pero de esta semana. En una rutina normal, entraron unos chavos como a comprar pero para asaltarla, la despojaron de mil pesos y le dieron dos balazos en la cabeza. Luego se fueron sin dejar rastros y las autoridades siguen sin dejar huellas. Los estudiantes de su generación salieron a la calle hoy a protestar. Marcharon por la avenida Juan De La Luz Enriquez, venían de la Murillo Vidal, y quieren justicia. Después de plantarse en La Plaza Lerdo, frente al palacio estatal y de dar declaraciones, entró una comisión a dejar un escrito pidiéndole al gobernador Cuitláhuac García Jiménez que se pronuncie al respecto «porque no es justo». También lo harán en la UV, porque aborrecen el silencio de la rectora Sara Ladrón de Guevara. Aquí ya no se sabe qué es peor. ¿Pero qué es peor que la muerte? Portaban carteles con la imagen de la maestrante. Sonriente. Abrazada a su gato que se quedó sin su mamá humana. Dijeron de ella sus cualidades «una mujer echada para adelante y comprometida». Que descanse en paz. Pero que no dejen de hacer su trabajo quienes están al frente de las instituciones, pidieron.
Compartir