Análisis semanal: 17 de junio

0
285

La semana previa estuvo marcada por los saldos de la negociación con Estados Unidos, que mezcló el tema comercial –aranceles– con la migración, teniendo como telón de fondo la próxima campaña presidencial en la Unión Americana.

Varias consideraciones se pueden hacer al respecto.

Una primera, es que se evitó una medida unilateral e injustificada que tendría repercusiones negativas en el terreno económico para el país. Esto hay que reconocerlo al gobierno mexicano.

Pero una segunda apunta a una modificación de la política migratoria mexicana a causa de la amenaza de Donald Trump, lo cual es una mala señal a futuro, en especial cuando se acerque la campaña electoral por la reelección del actual mandatario estadounidense.

Una tercera apunta a que Trump, a diferencia de las amenazas que lanzó en contra de Corea  del Norte, China o Irán, ahora sí obtuvo lo que buscaba, pero también se dio cuenta cual es el talón de Aquiles de nuestro gobierno, por lo que se pueden esperar amenazas similares en el contexto de su campaña por la reelección.

Cabe recordar que los aranceles no sólo afectan la economía mexicana, sino que también elevan los costos de ciertas industrias, como la automotriz, que podrían con esto tomar la decisión de abandonar México para regresar a los Estados Unidos, algo que sería música para los oídos de un presidente en campaña.

Por lo demás, López Obrador y su gobierno, pese al intento de control de daños que buscó realizar desde el evento en Tijuana, se vio afectado por lo sucedido y pese a que detuvo la imposición de aranceles, se trata de una amenaza que podría regresar a la mesa de negociaciones, no sólo por no tomar las medidas acordadas, sino porque el carácter voluble del mandatario estadounidense puede hacer que vuelvan si eso beneficia su estrategia para reelegirse.

Así que este capítulo no está cerrado y no se ve que el gobierno lopezobradorista considere una nueva ofensiva en el corto plazo.

La imagen de la semana

Lopez Obrador se reunió con miembros del Consejo Coordinador Empresarial, quienes se comprometieron a invertir en el país.

El meme de la semana

Recursos infinitos

Tal parece que en la mente del presidente, hay suficientes recursos en México para todo, sin importar que se trate de ocurrencias o de necesidades.

La venta del avión presidencial ahora será para atender migrantes, además de que se sigue adelante con los distintos programas sociales que emprendió su administración. Además, se sigue apostando en construir el Tren Maya y la refinería, además de otras ideas que se van sumando a estos proyectos.

Claro que en el entorno gubernamental se dirá que los recortes y, en especial, el combate a la corrupción permiten disponer de los recursos necesarios para esto que se ha comentado y más, aunque las cifras no cuadren.

Pero en fin, con el simplismo que le caracteriza, López Obrador seguirá haciendo cuentas alegres a pesar de que la realidad tiene otros datos.

@CronicadePoder