Buscan inflar a Chíguil

0
56

A unos cuantos días de que se celebre el aniversario número once de la tragedia que dejó doce muertos y 16 heridos en la disco New’s Divine, cuando él era delegado, el hoy alcalde Francisco Chíguil recibirá la visita presidencial en Gustavo A. Madero.

Nadie olvida que el 20 de junio de 2008 nueve adolescentes y tres policías murieron aplastados en un fallido operativo policiaco para desalojar un antro que estaba clausurado y que Chíguil reabrió ilegalmente cuando llegó como delegado.

A pesar del tiempo, la tragedia no se olvida, pues existe abierto un expediente que la Procuraduría de Justicia local recién quiso cerrar, pero el juez se negó y, por el contrario, exigió a la Fiscalía investigar y ponerse del lado de las víctimas.

Por si fuera poco, la Corte Interamericana de Derechos Humanos mantiene abierta una recomendación para que el hoy alcalde responda por esas muertes. Con todo ello, Morena lo postuló, el año pasado, para alcalde de GAM, y ganó, amparado en la figura de YSQ.

Pero, a pesar del apoyo, Chíguil no ha podido consolidar su gobierno y los múltiples problemas generados por su falta de capacidad y empatía han generado un amplio malestar ciudadano.

Quizá por ello la tarde de hoy recibirá al Presidente en la explanada municipal, para ver si con la presencia del tabasqueño y su comitiva puede levantar un poquito, pues no acaba de asentarse.

El momento para la visita es delicado, no sólo por el reciente acuerdo migratorio impuesto a México por EU para no aplicar aranceles a productos nacionales, sino por el ánimo de los capitalinos en materia de inseguridad.

La muerte del estudiante Norberto Ronquillo, secuestrado la semana pasada al salir de la Universidad del Pedregal, en Tlalpan, y cuyo cuerpo fue encontrado ayer en Xochimilco, ha generado un ambiente de indignación entre los capitalinos.

Los hechos se dieron en dos alcaldías gobernadas por Morena y hay la creencia de que las autoridades de la Procuraduría de Justicia de la capital van de mal en peor, y que, en este caso, cometieron varios errores.

Con los ánimos encendidos por la tragedia, que caló hondo en la sociedad, y con la cercanía de un aniversario luctuoso más del New’s Divine, por el que la gente culpa a Chíguil, el momento no parece el más propicio para un acto de la 4-T en la ciudad.

Y como estará presente también la jefa de Gobierno, el evento es de alto riesgo político.

CENTAVITOS

Quizá por ello Chíguil dio órdenes para que todos los integrantes de la llamada nómina del programa eventual Fomento al Empleo pasará por uniformes nuevos que deberán estrenar hoy en el evento, al que deberán acudir con dos invitados para llenar la plaza; de lo contrario, no les pagarán el mes que les adeudan ni les renovarán contrato. El alcalde encargó la organización del acarreo a Antonio Mondragón, subdirector de Conservación y Mejoramiento Urbano, quien encabeza el reparto de uniformes.

Compartir