Análisis semanal: 3 de junio

0
195

A un mes de terminar el primer semestre del año y a seis de la nueva administración federal, la única constante que se puede presumir es la permanencia de la polarización en el país, pues las decisiones que se han tomado, como en todo gobierno, han tenido como resultado saldos positivos como negativos.

El combate a la corrupción es algo que se puede presumir en forma positiva, como también la detención de Alonso Ancira y Emilio Lozoya, como parte del caso Odebrecht, además de haber puesto el tema en el centro de la agenda pública.

De igual manera, la creación de la Guardia Nacional también es un elemento que abona al combate a la inseguridad, aunque su eficacia tardará en verse, pues un cuerpo de esta naturaleza tardará años para mostrar resultados.

Pero en el lado contrario, la austeridad de la manera en que se está aplicando ha generado más problemas que soluciones, en especial al momento de evaluar lo que sucede en el sector salud o los despidos en la burocracia federal.

Del mismo modo, los resultados en economía muestran que el actual gobierno no cuenta con el talento necesario para corregir el rumbo y ofrecer mejores resultados para la población, en especial luego de comprometerse a mantener las variables macroeconómicas, como anteriores administraciones neoliberales.

En suma, han pasado 6 meses del gobierno lopezobradorista y queda claro que el presidente no acepta haber cometido errores, que la polarización y el enfrentamiento siguen y que los que dicen que iban a cambiar al régimen se comportan igual que los que se fueron, a pesar de presumir las bondades de una supuesta transformación.

La imagen de la semana

El meme de la semana

Preocupación por la seguridad del presidente

Partamos de un hecho claro, a nadie conviene que algo le suceda al presidente López Obrador, por eso preocupa que en el último mes haya ocurrido un pequeño incidente en el vuelo en que se dirigía a Nayarit, cuando el avión en el que viajaba tuvo que despegar en el proceso de aterrizaje. A pesar de que se aseguró que era un procedimiento normal, lo que ha sucedido este año con accidentes de aviones comerciales, vuelve a poner el tema en la mesa de discusión.

Desde luego que no hay aeronaves 100% seguras, pero llama la atención que a este tema no se le esté dando la importancia que merece,  a pesar de los efectos que pudiera tener para el país la falta del mandatario en funciones.

Quizá valiera la pena que se reflexionara un poco acerca de esto, para tranquilidad de todo el país.

@CronicadePoder