Se enreda la elección del IEDF

0
122

Capital Político

Los diputados tendrán que analizar la intención de casi todo el Tribunal Electoral.

Aún no arranca el análisis documental de los aspirantes a ocupar un lugar en el Instituto Electoral del Distrito Federal y ya hay serios problemas en la interpretación de las leyes que norman la conformación de lo que será el nuevo Consejo General.

En primer lugar, sigue sin estar claro cómo le van a hacer los diputados para cumplir con el mandato del Estatuto de Gobierno del DF, a fin de que los consejeros sean renovados en forma escalonada a partir de 2013, y no al mismo tiempo como acontece ahora.

Para unos la solución es nombrar primero a cuatro y a mitad de año a los otros tres, todos por siete años, pero otros ven un problema en que el IEDF se quede seis meses incompleto y que los aspirantes que no entren de inicio se amparen, pues la convocatoria no especifica tiempos.

Incluso otros indican que de todos modos la convocatoria será impugnada, pues la Comisión de Asuntos Político Electorales se atribuye funciones que sólo le competen a la Comisión de Gobierno, como la decisión de quiénes serán los nuevos consejeros.

Es decir, que los únicos facultados para presentar la lista al pleno, según la Ley Orgánica de la ALDF, son los coordinadores parlamentarios representados en la Comisión de Gobierno; ninguna otra comisión.

A ese problema, hay que agregar que los diputados tendrán que analizar muy bien la intención de casi todo el Tribunal Electoral del DF en pleno, cuyos magistrados quieren dar el brinco al Instituto.

El asunto es que el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del DF, en su artículo 155, señala que en ningún caso los magistrados del TEDF podrán obtener licencias para desempeñar algún otro cargo público, al nivel que sea.

Lo que procedería, para que pudieran competir, sería que todos ellos renunciaran a sus puestos y entonces sí, pero hasta el momento nadie lo ha hecho, pues quieren asegurar la chamba en caso de no resultar seleccionados.

En este supuesto estarían Adolfo Riva Palacio, Darío Velasco, Alejandro Delint y Armando Maitret, solamente que tendrían que presentar su renuncia por escrito ante el pleno, que la tendrá que autorizar, pero hay un pequeño problema ¡ellos son el pleno!

Será muy interesante ver cómo resuelven estos problemas en la Comisión de Asuntos Político Electorales, dominada ampliamente por el PRD, que de nueve integrantes tiene siete y hay sólo dos de oposición.

Pero de esos siete perredistas, cuatros son aliados de René Bejarano, empezando por el presidente Héctor Hugo Hernández, Ariadna Montiel, Claudia Cortés (que llegó por Unyr) y Daniel Ordóñez (aunque oficialmente sea de Nueva Izquierda).

Los otros son Vidal Llerenas y Dione Anguiano, identificados con Marcelo Ebrard; Alejandro Robles, con Víctor Hugo Lobo, así como Fernando Mercado, del PRI, y Andrés Sánchez, del PAN.

CENTAVITOS Por cierto, quienes habían entendido que Gustavo Figueroa estaba descartado para competir por un lugar en el IEDF por haber estado al frente del Jurídico durante el ataque al futbolista Salvador Cabañas en el Bar Bar, andan errados. Los que saben del asunto piensan que es al revés, pues Figueroa dio la cara por la delegación, enfrentó y ganó todos los juicios a causa de las licencias expedidas por el panista Luis Eduardo Zuno al bar mencionado y logró su cierre. A fin de no dejar cabos sueltos, Manlio Fabio Beltrones, mandamás de la diputación federal del PRI, se reunió ayer en San Lázaro con su colega Tonatiuh González Case, coordinador de la fracción priista en la Asamblea Legislativa. Además de amarrar la estrategia del partido para los siguientes meses, algunos sospechan que el tema del relevo en el PRI-DF no estuvo fuera de la agenda, y que en todo caso habría un espaldarazo al grupo de Cuauhtémoc Gutiérrez para la elección de presidente del partido el mes entrante.

a.rueda@contactodf.com

Compartir