Huerta a un año: ¿quién fue?

0
186

Hoy se cumple un año de que cuatro balas calibre 45 acabaron con la vida del colega Juan Carlos Huerta Gutiérrez, considerado entonces el periodista más importante de Tabasco por ser titular de dos de los noticieros electrónicos de mayor audiencia en el estado.

La noche del martes 15 de mayo pasado, las principales televisoras del país dieron la noticia en sus espacios estelares. Imagen televisión presentó una reseña de varios minutos de la vida del comunicador, y la cobertura a mantuvo durante varios días. También Televisa y Tv Azteca fueron generosos en sus informaciones.

Juan Carlos era conductor desde hacía 15 años del noticiero de televisión ‘Notinueve’, que posee el 30 por ciento de la audiencia estatal, y también de ‘Panorama Sin Reservas’, del que era director general y tenía 22 años. Además, la página ‘Panorama Sin Reservas’ en Facebook era de las más exitosas, con cerca de un millón de seguidores.

A finales de 2017, el compañero apareció encabezando a un grupo de inversionistas que participó en la puja para ganar la concesión de una estación de radio, 620 AM.

Después se sabría que el desaparecido comunicador solo poseía el 22 por ciento de las acciones.

Horas después de su ejecución, ocurrida alrededor de las 10 de la mañana cuando salía de su casa ubicada por el rumbo del Country, el entonces gobernador Arturo Núñez Jiménez declaró que los asesinos habían ido directo a matarlo, por lo que no se trató de una confusión.

Una semana después, el lunes 21 de mayo, Fernando Valenzuela Pernas, a la sazón fiscal general, dio a conocer que el móvil no tenía que ver con su oficio y que se trataba de un asunto “personal”.

Se llegó a esa conclusión tras el análisis de más de 500 horas de video, entrevistas y cateos en donde se hallaron equipos electrónicos con “indicios importantísimos”, dijo.

“Descartamos que el móvil haya tenido que ver con el tema de delincuencia organizada y los indicios que hemos ido procesando y asomando nos han permitido ir construyendo bien la investigación de que se trata de eventos distintos, pudiera tratarse de un móvil distinto al ejercicio de la profesión”, expuso.

El 20 de septiembre la Fiscalía anunció que había detenido al autor material de la ejecución.

Valenzuela explicó que el presunto sicario, dos hombres y una mujer asaltaron tres días antes del asesinato una tienda de conveniencia de Nacajuca, evento del que robaron a un cliente una camioneta Mazda X7, la cual fue utilizada para privar de la vida a Juan Carlos.

El vehículo fue hallado calcinado días después en Cunduacán, y el 17 de mayo fueron detenidos tres de los cuatro involucrados; el 5 de junio siguiente fue capturado el presunto asesino material, Juan Miguel “N”, quien fue ingresado al reclusorio estatal de Villahermosa.

El 24 de julio el fiscal afirmó que en dos meses más quedaría resuelto el caso con la detención del o los asesinos intelectuales.

El 23 de septiembre un diario local informó que la testigo del caso, Lorena “N”, quien acompañaba a Huerta el día de su ejecución, se había amparado para no ser involucrada.

Tres días después, el 26, la susodicha ofreció una rueda de prensa para asegurar que Fernando Valenzuela estaba manipulando la información para indiciarla.

«Pocos saben quiénes son los socios de la concesión radiofónica que adquirió Juan Carlos. Lo único que puedo decir porque firmé un documento sobre mi obligación de secrecía en el desempeño de mi trabajo en la radio, y desde luego por ética, y punto entendido por ser pareja de Juan Carlos, (pero) sin decir nombres, puedo decirles que entre los socios se encuentra un empresario no muy reconocido, un político conocido y un funcionario público de la actual administración muy cercano al gobernador», reveló.

En círculos políticos se llegó a decir que ese funcionario “muy cercano al gobernador” era Amet Ramos.

La muerte de Huerta huele a olvido.

@RodulfoReyes