El SAE tiene los días contados; Senado alista nuevo organismo

0
1505
  • Dicho organismo será encargado de la recepción, registro, custodia de los bienes confiscados al crimen organizado.
  • Los procedimientos de enajenación serán de orden público y tendrán por objeto enajenar de forma económica, eficaz, imparcial y transparente, dice la propuesta.

El Senado alista crear el Instituto de Aseguramientos de Bienes para la recepción, registro, custodia, conservación y supervisión de las posesiones que pasen a propiedad de la Federación o de los gobiernos estatales.

Con ello, se prevé la desaparición del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) y lo sustituirá por otro organismo encargado de recibir y administrar la riqueza arrebatada al crimen organizado.

Dicho organismo será encargado de la recepción, registro, custodia, conservación y supervisión de las posesiones que pasen a propiedad de la Federación o de los gobiernos estatales.

Esto, luego de ser confiscadas a narcos, secuestradores, extorsionadores, huachicoleros y funcionarios corruptos, entre otros.

La subcomisión de la Junta de Coordinación Política, que trabaja con los representantes del gobierno federal todo el paquete legislativo referente a la Guardia Nacional, revisa también la nueva Ley de Extinción de Dominio.

La propuesta, sobre la que se ha trabajado intensamente los últimos días, precisa que “una vez transferidos los bienes al Instituto nacional o a la autoridad administradora local, se podrán utilizar, bajo consentimiento del juez que conoció del procedimiento”.

De acuerdo con los avances de la negociación de la Ley de Extinción de Dominio, que se aprobará en el periodo extraordinario, el Senado incluye esta innovación para el resguardo de los bienes que se le quiten a narcotraficantes, secuestradores, corruptos, extorsionadores y huachicoleros, entre otros.

La nueva Ley Nacional de Extinción de Dominio define como la “autoridad administradora” de los bienes arrebatados a los criminales a un Instituto Nacional, “que atraerá diversas facultades conferidas al actual Servicio de Administración y Enajenación de Bienes”.

Precisa que al tratarse de la administración de los bienes, así como de sus accesorios y rendimientos, “ésta comprenderá su recepción, registro, custodia, conservación y supervisión. Una vez transferidos al instituto nacional o a la autoridad administradora local, se podrán utilizar, bajo consentimiento del juez que conoció del procedimiento”.

También se podrán enajenar y aclara la ley que “fuera de la hipótesis de venta anticipada, sólo se podrá realizar cuando exista una sentencia ejecutoria, a través de los procedimientos de donación y compraventa.

“Los procedimientos de enajenación serán de orden público y tendrán por objeto enajenar de forma económica, eficaz, imparcial y transparente los bienes que sean transferidos; asegurar las mejores condiciones en la enajenación de dichos bienes; obtener el mayor valor de recuperación posible y las mejores condiciones de oportunidad, así como la reducción de los costos de administración y custodia de los acervos”, dice el texto de la nueva legislación.

La tercera opción es la destrucción de los bienes, para lo cual se establecen los supuestos con los cuales se podrá proceder a la destrucción de los bienes, dado su estado de conservación o descomposición; productos de flora y fauna; los que sean incosteables; por volumen; los que el juez determine y los que por disposición legal se exija su destrucción.

Compartir