Diputados avalan reforma educativa; oposición alerta manga ancha a CNTE

0
206
  • Tras más de seis horas de debate, los diputados de Morena gritaron en el pleno de San Lázaro: «¡ya cayó, ya cayó, la reforma ya cayó!»
  • Andrés Manuel López Obrador celebró que se haya cancelado la reforma educativa de 2013 y rechazó que el cambio signifique dar el control de las plazas a los maestros

Al grito de «¡Ya cayó, ya cayó, la reforma ya cayó!», el pleno de la Cámara de Diputados avaló una nueva reforma educativa que deroga las medidas promovidas durante el gobierno de Enrique Peña Nieto. Luego de esta aprobación en lo general y en lo particular, el documento fue enviado al Senado de la República para su discusión y eventual aprobación.

El debate en San Lázaro tuvo una duración de seis horas y media de debate y solo se aceptó una modificación de la diputada Celeste Ascencio de Morena para incluir en el Artículo 3 de la Constitución un plan de estudio que considere la educación sexual.

Este dictamen presentó 41 reservas de 25 distintos oradores. Todas fueron desechadas. Sin embargo, el dictamen fue criticado por la oposición, bajo el argumento de que no se no se tuvo a tiempo una estimación sobre el impacto presupuestal que tendrá esta reforma.

También acusan que en el artículo 16 transitorio abriría la posibilidad de regresar el control de las plazas al magisterio y negaron que estas modificaciones deroguen la reforma propuesta por Enrique Peña Nieto, “es un engaño para los maestros que votaron por López Obrador, pues hasta se mejora”, dijo el diputado Alfonso Robledo del PAN.

En este dictamen se especifica que habrá concursos para el ingreso, promoción y reconocimiento en el magisterio, pero los mecanismos se decidirán a través del nuevo Sistema para la Carrera de los Maestros y Maestras, que entrará en una ley secundaria.

También regresa al sistema de escalafones, como medida para determinar las promociones y ascensos; y abre la puerta para las dobles negociaciones entre las secciones sindicales y los gobiernos de los estados, al considerar que las relaciones laborales con los maestros se regirán por las constituciones locales de los estados.

AMLO celebra la medida

El presidente Andrés Manuel López Obrador celebró que la Cámara de Diputados haya cancelado la reforma educativa de 2013 y rechazó que el cambio signifique dar el control de las plazas a los maestros.

“No es eso, las plazas se tienen que entregar de acuerdo a los méritos, pero eso sí, dar preferencia a los egresados de las normales, porque en la mal llamada reforma educativa, no se tomaba en cuenta a los egresados de las normales y cualquier profesionista podría ser maestro”, dijo en su conferencia de prensa matutina de este jueves.

Y aseguró que con esta reforma no habrá venta ni tráfico de plazas, como tampoco charrismo sindical o sindicatos protegidos por el gobierno, ni entrega de dinero a dirigentes para mantenerlos quietos.

“A esas medias impuestas por organismos extranjeros se les llamó reformas estructurales: reforma fiscal, laboral, energética y reforma educativa que se usó para engañar y manipular.El hecho de que con esa reforma iba a avanzar la calidad de la educación, cuando lo que se buscó fue la privatización”, aseguró.

Oposición advierte riesgos

La glosa de esta nueva modificación constitucional regresará el control administrativo del magisterio a los gobiernos estatales, aunque mantiene centralizado el pago de nómina en el gobierno federal y en el artículo décimo sexto transitorio se establece que el proceso de iniciación y ascenso no será por evaluaciones abiertas, sino por escalafón, en donde tendrá prioridad quien represente la única fuente de ingreso en su familia.

“Quiere precisar el alcance del régimen laboral y lo único que hace es confundir y que deja preocupaciones para poder, eventualmente, introducir prácticas que puedan consolidar la corrupción, el tráfico de plazas, la venta de plazas y el tráfico de personas. … es una manzana envenenada”, alertó el coordinador del PAN, Juan Carlos Romero Hicks.

La reforma precisa que la admisión, promoción y reconocimiento del personal que ejerza la función docente, directivo o de supervisión, se realizará a través de procesos de selección que serán definidos en la Ley Reglamentaria del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros y los nombramientos derivados de estos procesos sólo se otorgarán en los términos de dicha legislación, en cuyo diseño participará la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Además, abroga el Nuevo Modelo Educativo, ya que ahora será la misma Secretaría de Educación Pública (SEP) la que determine los planes y programas de estudio de la educación básica y normal en toda la República, para lo cual considerará la opinión de los gobiernos de las entidades federativas y de diversos actores sociales involucrados en la educación, como la misma CNTE y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).