En redes, ¿por qué su equipo no le ayuda al Presidente?

0
152

Andrés Manuel López Obrador se ha caracterizado por su carácter explosivo, dicharachero y hasta irónico; así se vio en la campaña electoral y así se ve ahora como Presidente de la República. Mientras sus colaboradores poco le ayudan a posicionar la imagen del Mandatario que las y los mexicanos quieren ver.

¿Cuántos? ¿Los 30 millones de electores que votaron por él en las elecciones del 2018? ¿Más? ¿Menos? Es incierto. Pero seguramente hay ciudadanas y ciudadanos ávidos por ver, tener y contar con un Presidente de México en toda la extensión de la palabra.

Ya no quieren campaña, sino gobierno; ni candidato, sino mandatario; ni pleitos en redes sociales; ni posturas importadas de falso comunismo. Las y los mexicanos tienen avidez de paz, de trabajo, seguridad, salud, progreso económico, desarrollo social.

Gabinete, amigos y colaboradores de AMLO, ¿es difícil entenderlo?

Podrán no entenderlo los enemigos del Presidente, ¿pero quiénes comparten el poder a su lado? Empezando por el equipo en redes sociales, quienes diario atizan el fuego con mensajes impropios de un Mandatario Nacional.

Claro, son personas distintas a López Obrador quienes manejan, por ejemplo, su cuenta de Twitter, de donde se generan mensajes mientras él realiza actividades. ¿O a acaso el Presidente deja por escrito las frases a subir en redes sociales? ¿Tiene tiempo de estar metido en éstas mientras atiende en Palacio Nacional o recorre el país?

En fin, de la cuenta @lopezobrador_ últimamente han salido mensajes como los siguientes ¿o se trata de un troll?:

“Callaron como momias cuando saqueaban y pisoteaban los derechos humanos y ahora gritan como pregoneros que es inconstitucional hacer justicia y desterrar la corrupción. No cabe duda de que la única doctrina de los conservadores es la hipocresía. Son como sepulcros blanqueados.”

Pero qué bello es parafrasearlo: bienaventurados los pobres, los humildes, los que lloran, los que padecen de persecución, los que tienen hambre y sed de justicia, y los de buen corazón.”

“Dicen que no es de su autoría, que ni siquiera es sermón, que si acaso es la suma —inconexa y heterogénea— de sentencias orales expuestas a lo largo de la historia cívica y religiosa. Alegan que fue estructurado por sus seguidores para aleccionar y conseguir feligreses.”

“Ya me autorizaron los campechanos para decir: si quieres corrupción, ¡toma tu Champotón!”

“El agua de coco tiene muchas propiedades. Dirían en mi pueblo: ¡Ay mojo maistro! Ni que fuera político corrupto.”

Como dirían los jóvenes, “que buena onda” tener un Presidente con buen humor con una fuente inagotable en la filosofía popular. Y hasta ahí todo bien.

Pero cuando le da por pelear, confrontar, reñir, cualquiera se pregunta: ¿Y entonces así cuándo habrá reconciliación? De por sí su carácter poco le ayuda y explota con facilidad, a veces con mucha dureza sobre todo cuando arremete contra críticos.

Y su gente le hecha más fuego a la hoguera en redes sociales, vía su cuenta personal o mediante su ejército cibernético.

Qué distinto cuando genera mensajes como el siguiente:

En la firma del Acuerdo entre el Consejo Coordinador Empresarial y la Cámara de Comercio de Estados Unidos, agradecimos la confianza y el interés de mantener buenas relaciones bilaterales. Con inversión y proyectos de desarrollo de sur a norte, la migración será optativa.”

Ahí sí se le nota la Banda Presidencial.

La gente que le maneja redes sociales al Presidente de México, quien sabe si adrede pero con frecuencia maneja frases muy ad hoc para el gobierno de la llamada “Cuarta Transformación”, pero que sin embargo, poco se ponen en práctica.

Por ejemplo, en la cuenta de @lopezobrador han escrito sobre todo al inicia de las conferencias matutinas:

La mentira es conservadora, reaccionaria. La verdad es revolucionaria, transformadora.”

“Se pueden castigar los errores del pasado, pero lo fundamental es evitar los delitos del porvenir.”

“Al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie.”

Vaya, colocan en boca del mandatario frases que hasta va muy bien a más de uno de los integrantes de la Cuarta “T”, como la siguiente:

“El poder atonta a los inteligentes y a los tontos los vuelve locos.”

AMLO EN OAXACA

El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, anunció la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador, a esta entidad para el próximo fin de semana después de la gira del mandatario nacional a Minatitlán, Veracruz.

El Presidente, dijo el gobernante local “le tiene cariño a Oaxaca”.

Claro, es una de las primeras entidades que se convirtieron rápidamente en bastión de AMLO y, en consecuencia, de Morena. Y es un estado cuyo gobernador trata bien al Presidente y ambos guardan buena relación.

López Obrador hará anuncios importantes para Oaxaca, dijo Alejandro Murat. Bien.

Y cabe la pregunta: ¿Se aconsejarán mutuamente y se pedirán apoyo para resolver diversos conflictos?

Por ejemplo en los siguientes casos:

Entre los municipios oaxaqueños de Santiago Yaitepec y Santa Catarina Juquila existe un conflicto agrario que por meses mantuvo incomunicada a esta última población, y la solución legal depende del Gobierno Federal.

Y el Gobierno Federal enfrenta en estos momentos las demandas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), cuya sección sindical más fuerte es de Oaxaca, la 22, la cual ha amainado sus movilizaciones en la administración de Alejandro Murat. Entonces, él puede darle un empujoncito a los novatos de la Cuarta “T”.

Y que no se le olvide al gobernador recordarle al Presidente acelerar la construcción de las súper carreteras al Istmo y a la Costa; inconclusas desde más de una década.

¿Qué más? ¿Puede haber consejitos en materia de política-partidista? En fin.

Correo: rosyrama@hotmail.com