Estancias infantiles de Sedesol tenían 97 mil ‘niños fantasma’

0
271
  • La Secretaría de Bienestar informó sobre varias irregularidades en la operación de estos centros a lo largo del país.
  • El año pasado se ejercieron 3 mil millones de pesos en este programa; nosotros calculamos que se van a ejercer 2 mil

El censo a las estancias infantiles realizado por la Secretaría de Bienestar entre el 1 y el 17 de marzo, mostró una serie de irregularidades para la entrega de recursos, la más relevante de ellas, el registro “fantasma”  de 97 mil 180 niños, señaló la subsecretaría de la dependencia, Ariadna Montiel, durante la conferencia de prensa matutina de este miércoles del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Es decir, de un universo de 310 mil 617 menores registrados en el padrón, 31.2 por ciento no fue localizado. La funcionaria federal también informó que hubo una reducción en el padrón de madres, padres o tutores registrados, de 296 mil 959 a 203 mil 262. Mientras que el número de niños beneficiados se redujo de 310 mil 617 a 213 mil 437.

También ubicaron estancias infantiles que ya no funcionaban, con domicilios inexistentes o que no corresponden a las colonias registradas. Además, personas que no viven en el domicilio registrado; titulares con hijos en estados diferentes; niños que nunca asistieron o dejaron de hacerlo; estancias cerradas y cambios de domicilio no reportados, indica el reporte de la Secretaría.

Con estas irregularidades, el Gobierno Federal utilizó 3 mil millones de pesos para financiar este programa, por lo que este año se aplicará un recorte de unos mil millones de pesos.

«Nosotros calculamos que este año se ejercerán 2 mil millones. Esto implica un ahorro aún y cuando supuestamente se entregaba más de los 800 pesos», dijo a los responsables de las estancias.

El Programa de Apoyo para el Bienestar de Niñas y Niños de Madres Trabajadoras beneficiará a 213 mil 437 menores de cuatro años con apoyos bimestrales por mil 600 pesos. Mientras que 3 mil 372 niños con discapacidad recibirán directamente 3 mil 600 pesos.

Por su parte la titular de la Secretaria del Bienestar, María Luisa Albores, reiteró que los cambios ponen en riesgo la continuidad del programa y que los espacios que permanecen en operación seguirán funcionando siempre que garanticen la seguridad de los menores.

“Las modificaciones al programa buscan ordenar su funcionamiento. En la administración anterior, las estancias no podían cerrar, aun cuando pudieran tener irregularidades. Esto debe cambiar”, aseguró.

“El mecanismo de supervisión para el cuidado de los niños en las estancias fue diseñado por el DIF, mientras que el del funcionamiento del espacio para que los niños estuvieran bien lo creó protección civil de cada municipio, como un espacio comercial”, comentó.

Finalmente Andrés Manuel López Obrador reiteró que las estancias infantiles no cerrarán, sino que tendrán todo el apoyo para los beneficiarios a quienes se les entregarán directamente los recursos para evitar la corrupción.

“Este tema ha generado bastante polémica, se mencionó  de manera reiterada que estábamos cancelando lo de las estancias, y así se quedó en el imaginario colectivo, pero no es cierto”, aseguró.