Periodistas: ¡maldita primavera!

0
225

Los dos sucesos detonados este domingo que sacudieron al gremio periodístico confirman una frase del escritor Gabriel García Márquez: ‘cuando se es reportero se sufre como perro’, frase a la que el colega René Alberto López le agrega “callejero”, pues aclara que los canes de pedigrí “viven bien”.

El par de noticias que involucra a medios y que se encuentran en el pico de la discusión pública, son:

1) En Cartagena, Colombia, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) dio un fuerte diagnóstico sobre el oficio en nuestro país. En su Retrato Hereje del domingo en El Universal, el columnista Roberto Rock presenta un tétrico reporte como enviado al encuentro del gremio latinoamericano celebrado en aquel país.

Desde su primer párrafo el despacho periodístico es contundente:

“En su cita semestral para revisar el estado de la libertad de expresión en el continente, la SIP concluyó que México ofrece uno de los panoramas más ominosos que se haya conocido en casi 75 años de vida que acumula esa institución”.

Quien fuera director editorial de El Universal relata que en el encuentro “se tomó nota de la incompetencia del gobierno mexicano para frenar una ola de atentados contra comunicadores y medios de comunicación, que en solo cuatro meses (los mismos que acumula la administración de López Obrador) trajo la muerte de seis diaristas, la mayor cifra en el mismo periodo en cualquier nación del hemisferio, de acuerdo con los registros de la SIP”.

Subraya que ningún otro país del continente, ni siquiera Venezuela, Nicaragua y Cuba, se asesinaron comunicadores en el mismo lapso.

Este párrafo es elocuente: “Por primera ocasión en estos 75 años, la prensa de México reportó aquí que un presidente, en este caso Andrés Manuel López Obrador, ha optado por insultar cotidianamente a los profesionales del sector y a las empresas donde laboran. Eso incluyó al mandatario mexicano en un cada vez más reducido y deteriorado club, que incluye al venezolano Nicolás Maduro, al nicaragüense Daniel Ortega, al brasileño Jair Bolsonaro… y al estadunidense Donald Trump”.

Rock señala que los informes presentados sobre el patrón de conducta de AMLO muestran “que este tipo de discurso social ha polarizado aún más a las respectivas sociedades y disparó el número de incidentes públicos en contra de periodistas”.

El autor de Retrato Hereje subraya que los cientos de periodistas convocados por la SIP igualmente “tomaron nota de que el gobierno de México no muestra entender que los presupuestos públicos destinados a pagar publicidad en medios de comunicación deben estar sujetos a máxima transparencia con criterios que no privilegien a medios dóciles ni castiguen a los críticos”.

Agrega: “Lo peor es que todo este panorama solo parece anticipar una más oscura noche para los medios de comunicación mexicanos, un sector de suyo afectado por el mayor declive que hayan conocido en su historia”.

2) También ayer el respetado escritor y periodista Rafael Loret de Mola anunció que deja el periodismo por falta de garantías.

En un mensaje en redes sociales, el papá de Carlos Loret de Mola dijo poner en manos del presidente “la vida de mi hijo y mi propia vida”.

“Cualquier cosa que nos pase será culpa del presidente Andrés Manuel López Obrador«, remató.

El viejo periodista, quizá el mayor crítico del sistema político mexicano en los últimos 50 años, subrayó que “nunca en la historia de nuestro país habíamos llegado a estar pisoteados por el poder público y no lo voy a tolerar».

El jueves pasado su hijo Carlos denunció amenazas de agresiones físicas y de muerte por parte del llamado Cártel de la Totoaba, que tiene al borde de la extinción a la vaquita marina.

PARA SU INFORMACIÓN…

¿POR QUÉ ANDA nerviosa la ex directora del ISSET, Hilda Santos Padrón?

@RodulfoReyes