Morena elimina a los ciudadanos

0
499

Al acusarlos de corruptos, borregos y empleados de caciques territoriales, los diputados de Morena cancelaron la elección de los comités ciudadanos, con lo que dejarán sin representación vecinal a los capitalinos ante las alcaldías.

Aludiendo a una nueva Ley de Participación Ciudadana —documento fantasma, porque ni siquiera un borrador existe—, los morenos cancelaron la ley existente en la materia e incumplieron con el mandato constitucional de tener lista ya una nueva.

El Instituto Electoral de la Ciudad de México tenía que lanzar, por ley, el próximo lunes primero de abril, la iniciativa para convocar a los habitantes de la capital a participar en la renovación de mil 815 comités ciudadanos.

Pero con la aprobación de un transitorio para no llamar a elecciones, con la promesa de que habrá nuevas reglas en la futura ley —de la cual no hay ni un borrador—, Morena canceló la participación ciudadana en la capital.

Con la orden de fulminar a los ciudadanos, a fin de quitar cualquier contrapeso a los alcaldes morenos, los pejistas se negaron incluso a garantizar que los actuales comités ciudadanos siguieran operando en tanto no exista una nueva ley.

La verdadera razón es que Morena tiene miedo de que los comités ciudadanos sean ganados por el PRD y, en menor escala, por el PAN y el PRI en algunas zonas, pues los nuevos alcaldes morenos no tienen la capacidad de pasar a las estructuras vecinales de su lado.

En tribuna, el panista Federico Döring exhibió los verdaderos temores del partido en el poder, al recordarles que en 1997, luego de ganar la capital, el PRD también quiso cancelar la participación vecinal por creer que seguía en manos del PRI.

Ahora Morena cree que el PRD, a pesar de haber perdido varias alcaldías, conserva aún el control de los organismos de representación vecinal y tiene miedo de que, si hay elecciones, el pejismo pierda el control en las alcaldías con miras a 2021.

La orden de Claudia Sheinbaum fue clara en el sentido de que se impidieran, a como diera lugar, las elecciones vecinales, a las que considera corporativas. La jefa de Gobierno busca que sigan siendo corporativos, pero ahora de Morena.

Mucho se comentó en Donceles que la jefa de Gobierno se pasó en sus críticas al trabajo vecinal de los últimos años. Según el diputado Víctor Hugo Lobo, los puso casi como integrantes de la Mafia Vecinal.

Los morenos festejaron en grande el veto a los vecinos, con todo y que su ignorancia fue exhibida una y otra vez por diputados como Jorge GaviñoJorge Triana y otros. Morena impuso su mayoría levanta-dedos y ya, así qué chiste.

CENTAVITOS

Un auténtico déjà vu vivió el diputado Eduardo Santillán, quien en tribuna recordó a su exjefe, Leonel Luna, y lo acusó de enviar “desde Guatemala o donde esté” a grupos vecinales para desestabilizar en Donceles. Lo gritó a todo pulmón, se ve que lo traía atorado desde hace rato.