Y vaya que AMLO resintió la rechifla…

0
166

Andrés Manuel López Obrador aprovechó la mañanera de ayer para lanzar mensajes obvios a quienes el sábado lo llenaron de mentadas y le gritaron el ¡fuera! ¡fuera! ¡fuera! en la inauguración del estadio Alfredo Harp Helú de los Diablos Rojos…

El tamaño de los autoelogios mide sin duda el nivel del agravio que siente por la descalificación masiva del fin de semana.

Inició su deslinde al responder una pregunta respecto a su trato hacia los periodistas…

“¿Qué garantizamos nosotros (respecto de los periodistas)?

“Que el Estado no va a violar derechos humanos, que ese es un cambio importante, nunca vamos a dar la orden de reprimir a nadieNo es el ‘Mátalos en caliente’, de Porfirio Díaz o el ‘plata o plomo’ o el ‘encierro, entierro o destierro’. No. Esta es una transformación, este es un cambio. Este no es un gobierno autoritario (negritas y cursivas nuestras)… esa parte se descuenta, el Estado no va a reprimir a los ciudadanos, que era por antonomasia el principal violador de los derechos humanos.

“Eso debe de quedar claro. Y el que haga algo siendo servidor público en contra de cualquier ciudadano que cometa un delito, no va a contar con impunidad… sí hay diferencias, no somos iguales, para qué nos vayamos poniendo de acuerdo. Sé que va a ir costando trabajo el que se vaya entendiendo que se trata de un cambio verdadero.

“Y nos vamos a ir conociendo cada vez más, porque a pesar de que llevamos años luchando y siendo consecuentes, como ha sido tanta la guerra sucia acerca de lo que somos, nos han pintado tan mal que cuesta trabajo que se entienda que somos distintos”.

Sólo le faltó decir que chale con la rechifladel sábado porque él –reitera cada que puede, o si no también-, no es como sus antecesores, a quienes también recalificó ayer para deslindarse de ellos y así autoevaluarse como anti-fifí y anti-neoliberal:

Carlos Salinas (la piñata de todas sus fiestas) lo acusó de ser el padre de la desigualdad social en México por haber –dijo-, creado la nueva oligarquía nacional y haber trasladado bienes del Estado a empresas privadas y a sus allegados.

Como ejemplo de las consecuencias del gobierno de Salinas recordó un supuesto artículo de Forbes que indicó que al llegar el de Agualeguas al poder sólo los Garza Sada tenían 2 mil 500 millones de dólares… y cuando salió había ya 24 mexicanos multimillonarios que concentraban 48 mil millones de dólares.

Recordó además que el Banco Mundial habría considerado que fue en el régimen de Carlos Salinas en el cual se profundizó más la desigualdad social en México.

Ernesto Zedillo lo culpó de haber aplicado el Fobaproa para convertir deuda privada en deuda pública, una deuda que todavía se sigue pagando y que cada año representa entre 40 mil a 50 mil millones de pesos del erario público sólo para pagar intereses.

Preguntó: ¿por qué Zedillo no rescató al pueblo?, ¿por qué rescató a los de arriba? Rememoró igual que Zedillo dijo que el Fobaproa iba a costar 112 mil millones de pesos y ha costado ya 2 billones de pesos… “¡Y para los fifís Zedillo fue un buen presidente!”, exclamó.

Vicente Fox lo calificó de traidor a la democracia, porque según el mismo Fox ha dicho “que se encargó de que no llegáramos nosotros, que él participó para que se robaran la elección de 2006”.

De Felipe Calderón dijo dejó hecho al país un cementerio y de Enrique Peña Nieto indicó que su gestión se resume en una sola palabra: corrupción.

Así a lo largo de la conferencia mañanera, y en relación a preguntas sobre temas diversos, indicó que con él en la Presidencia todo se ha transformado al grado de que “la gente ya cambió, ya la gente despertó por completo y ya nadie va a parar esta transformación, este cambio”.

BATERIAS SENATORIALES VS YEIDCKOL

A la denuncia de Alejandro Rojas Díaz Durán ante los órganos partidarios de Morena contra Yeidckol Polevnsky, secretaria general adscrita como gerente de este partido en sustitución del presidente Andrés Manuel López Obrador, se sumó ayer la querella formal ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación del senador Alejandro Armenta.

El legislador, quien fue arrollado por Polevnsky en el proceso interno con una encuesta patito para darle de nuevo la candidatura a la gubernatura de Puebla al impresentable de Miguel Barbosa, se queja de lo mismo que Rojas Díaz Durán: de un uso faccioso de la dirigencia nacional de Morena para promocionar a sus preferidos.

Armenta considera que la presidenta por encargo de Morena, actuó en forma indebida en el proceso de Puebla al desechar otros sondeos que le daban a él las preferencias respecto de Barbosa.

Rojas Díaz Durány a Armenta les apoyan en sus denuncias 55 senadores de los 59 que tiene Morena en la Cámara alta, entre otros su coordinador Ricardo Monreal del cual Rojas es suplente y su jefe de Asesores.

En esta confrontación uno de los 4 que no apoyan a Armenta, es el presidente del Senado, Martí Batres, quien desde siempre ha sido aliado de Polevnsky y de Barbosa.

SEMANA CLAVE PARA MONREAL

A pesar de que en todas sus agendas está incluida la aspiración de establecer la revocación de mandato, los senadores del PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano están centrados en no dejar pasar la iniciativa que impulsa hoy Ricardo Monreal y su bancada de Morena.

Lo que detiene el voto de los opositores son dos temas: la fecha del 2 de junio y que la reforma sólo incluya al Presidente de la República.

Los senadores del ya llamado “Bloque Opositor” exigen que se cambien las dos cosas: que la consulta sobre la revocación se haga en otra fecha ajena al de la elección intermedia de diputados federales y algunos gobernadores establecida para el 2 de junio de 2021, y que la reforma incluya en la Constitución a todos los cargos de elección, no sólo al de Presidente.

Sin embargo eso coloca al zacatecano Ricardo Monreal en un dilema: modificar el dictamen ya aprobado por la Cámara de Diputados lo que obligaría regresarlo a la cámara baja, pero sobre todo a no cumplirle el deseo a su jefe político, al presidente Andrés Manuel López Obrador quien ha señalado que quiere que la reforma constitucional pase tal como la aprobaron los diputados.

Monreal ha dicho sin mucha convicción que intentará construir el consenso, pero aclaró que “no está obligado a lo imposible”.

Subrayó:

“Lo digo sin ambages, no me cuesta trabajo, no estoy obligado a lo imposible. Estoy intentando construirlo con tranquilidad, con armonía, en los mejores términos”, advirtió.

Monreal reconoció que, en los 8 meses que lleva la presente Legislatura, lo de la revocación de mandato es uno de los trámites legislativos más complicados que ha tenido que negociar con sus pares en la Cámara alta, sobre todo por el nivel político alcanzado por el tema.

“Entiendo que está ideologizado y partidarizado el tema y tiene que ver mucho, algunos con la sobrevivencia electoral y otros con que no quieren ser sacudidos en el proceso electoral del 2021”.

Y es que las discrepancias se dan igual en lo interno en la bancada de Morena que en los otros grupos parlamentarios.

Como en todo lo que se refiere a una reforma constitucional, Monreal requiere de amarrar al menos 85 votos de los 128 senadores que integran la legislatura.

De nada valió para el “Bloque Opositor” que el 19 de marzo, López Obrador haya firmado durante su conferencia mañanera una carta comprometiéndose a no buscar la reelección.

rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa