CNTE, ni un paso atrás en la abrogación de la reforma educativa

0
59

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) no dará ni un paso atrás en la abrogación de le reforma educativa confeccionada por el entonces Presidente de México, Enrique Peña Nieto; sobre todo la Sección 22, que es la más combativa.

Lo han dicho hasta el cansancio: No quieren derogación, sino abrogación. Y a juicio de los profesores el proyecto de reforma educativa del nuevo Presidente, Andrés Manuel López Obrador, mantiene disposiciones de la reforma de su antecesor.

Por ejemplo, la evaluación, nada más que ahora con el nombre de revalorización.

Claro, culpan de ello al Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, según por sus orígenes neoliberales, pues se hizo en el sexenio del priista Ernesto Zedillo Ponce de León, donde fungió como secretario de Gobernación y de Desarrollo Social.

Y como ven que el tiempo transcurre y los legisladores federales no cumplen la palabra de AMLO en cuanto a abrogar la reforma educativa, pues acordaron movilizarse como medida de presión; paralizaron así la función en la Cámara de Diputados.

La demanda de los maestros no fue prioritaria en los primeros cien días del nuevo Gobierno Federal, ni en el primer periodo ordinario de sesiones del Congreso de la Unión.

Y bien lo dijeron los mentores de la Sección 22 en diciembre del 2018: “Daremos un tiempo prudente”. Tres meses y medio es un lapso razonable para ellos.

En fin, que después de dos días de bloqueo a la Cámara de Diputados Federal la gremial consiguió la promesa de legisladores y funcionarios de que la reforma educativa “garantizar los derechos laborales de maestros y eliminará la evaluación punitiva”.

Eso según un despacho informativo de la misma Cámara Baja, tras la reunión entre líderes magisteriales y el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Mario Delgado Carrillo; la presidenta de la Comisión de Educación, Adela Piña Bernal (Morena); la Secretaria de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, y Moctezuma Barragán.

Y miren que los maestros de la CNTE no quieren evaluación con el camuflaje de revalorización porque consideran que al final de cuentas implica una medición de sus conocimientos, aptitudes y capacidades, y en función de ello contratarlos o despedirlos.

Los profeses llamados democráticos persiguen una evaluación conforme a un modelo diseñado por ellos mismos sin que ésta sea condición para permanecer en la plaza. O sea, que no sea “punitiva” como ellos la catalogan.

¿Sería como no reprobar al alumno en cuyo examen obtuvo cuatro de calificación? ¿Sería como no mandar a repetir el semestre al alumno que repruebe cuatro unidades? Mmm. ¿Y en vez de sancionarlo, ofrecerle cursos intensivos de regularización? ¿Algo así?

Habría que conocer a cabalidad la propuesta de los profes de la CNTE.

Hasta donde se sabe, junto a la abrogación de la reforma educativa de Peña, plantean la recontratación de los maestros cesados, la liberación de los encarcelados y el control de la estructura y del presupuesto en materia educativa.

¿O ya cambiaron de plan? No. Difícilmente la CNTE daría un paso atrás. Porque la fuerza de la gremial no radica en los líderes, sino en las bases. Eso sí, en ocasiones aquellos son movidos por otros poderes fácticos.

¿O cómo y de dónde obtienen recursos para sus movilizaciones? ¿Quiénes dan a la Coordinadora información confidencial? Ello implica aliados en las estructuras políticas.

En fin, que la Cámara de Diputados Federal el lunes podrá reanudar labores, mientras los profesores llevarán los acuerdos a consulta con la base magisterial para autorizarla o no.

LA INTOLERANTE SENADORA EVA GALAZ

En los hechos, con sus honrosas excepciones los morenistas están demostrando ser antidemocráticos, deshonestos, ambiciosos, tramposos, intolerantes, groseros, etc. Y además les gusta bailar el Jarabe Tapatío sobre la Constitución y las leyes.

En los últimos meses han proliferado los ejemplos. Uno de los últimos es el caso de la senadora Eva Galaz, del estado de Coahuila, quien llamó a reporteros “retrasados mentales” en una conferencia de prensa ofrecida por el senadorArmando Guadiana.

Ocurrió cuando el senador y empresario fue cuestionado sobre si tenía un contrato con Comisión Federal de Electricidad para la venta de carbón. Dijo que no de manera reiterada, y luego se escuchó decir a la senadora: “Ya hasta parecen retrasados mentales”.

¿Qué tal? Eva Galaz no solamente ofendió a los reporteros, sino a las personas con alguna discapacidad mental, quienes seguramente tienen más raciocinio que la legisladora.

La legisladora luego se disculpó: “Reconozco y admiro el profesionalismo y la labor que realizan los medios de comunicación, sé que no es fácil cumplir con una tarea tan difícil. Al mismo tiempo, expreso mi respeto, y extiendo mi disculpa, a las personas que enfrentan alguna discapacidad”.

Pero de nada sirve la disculpa pública de la senadora porque lo dicho, dicho está y hasta con dolo.

Esa es la calidad de los legisladores de Morena, con sus excepciones.

Correo: rosyrama@hotmail.com