“Pícale los ojos… sácalo del ring”

0
541

Bueno, aunque formalmente aún no ha empezado, en los hechos ya está en pleno apogeo la contienda interna por la dirigencia nacional priista. Y de aquí en adelante seguramente veremos cómo los aspirantes intentarán bajar uno al otro.

Algo así como lo ilustra la letra de la canción:  “La arena estaba de bote en bote, la gente loca de la emoción; en el ring luchaban los cuatro rudos ídolos de la afición: El Santo, El Cavernario, Blue Demon y el Bulldog…y la gente comenzaba a gritar, se sentía enardecida sin cesar: Métele la wilson, métele la Nelson, la quebradora y el tirabuzón; quítale el candado, pícale los ojos, jálale los pelos, sácalo del ring…”

Más o menos ese tono va agarrando la búsqueda de los aspirantes a presidir el Comité Ejecutivo Nacional del PRI, principalmente entre dos de ellos: El ex gobernador Ulises Ruiz Ortiz (“URO”) y el actual mandatario de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas (“Alito”).

¿Quién es el rudo? ¿Y quién el técnico? Mmm… Los dos parecen rudos.

Francamente la contienda está entre ambos, a menos que aparezca un perfil contundente. Pero difícilmente. Claro, subirán a la contienda a más de dos; así se estila en la praxis priista cuando hay competencia interna, salvo que ahora sean auténticas las aspiraciones.

Por el momento, la lucha fáctica va subiendo de tono. Y este jueves Ruiz Ortiz presentó una denuncia ante el Instituto Nacional Electoral (INE) para iniciar un procedimiento sancionador en contra de Moreno Cárdenas, por el presunto uso indebido de recursos públicos para publicitarse como candidato a la dirigencia nacional del PRI.

Y la presentó él, no su representante legal, aunque autoriza a Emilio Andrés Mendoza Kaplan para oír y recibir notificaciones. Denuncia que ya registró el INE; hay que ver si procede o no.

¿Qué denuncia Ulises Ruiz? Que el gobernador de Campeche ha desplegado acciones públicas utilizando recursos públicos con el objeto de posicionarse como candidato a la dirigencia del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional, lo anterior, en contravención del principio de imparcialidad que debe regir el uso de recursos públicos como lo dispone el artículo 134 Constitucional.”

Narra hechos y cita una serie de pruebas, basado sobre todo en imágenes, textos, declaraciones, videos, y todo tipo de aparición pública donde Alejandro Moreno hace alguna manifestación de su aspiración a dirigir al PRI y de propuestas como aspirante ( https://files.fm/u/j2uzmgmq )

Ups. En materia electoral se garantiza el derecho a la información y la libertad de expresión, pero de los comunicadores, no así de los contendientes cuando salen a ofrecer recompensas.

Y ¡aguas! Porque “Alito” puede perder por nocaut de comprobarse violación al principio de imparcialidad y promoción personalizada usando recursos públicos.

Vaya todos los gobernadores lo hacen (¿hay alguno que no?), pero en tiempos electivos el tema se complica. Claro, en el caso del PRI se trata de un proceso interno que todavía no inicia, apenas en este mes de marzo el órgano competente deberá emitir la convocatoria.

Sin embargo, en la víspera también son sancionables los actos anticipados en los procesos electivos de los partidos políticos aplicando reglas internas y normas generales.

Entonces, Alejandro Moreno le anda buscando tres pies al gato. Y su rival, Ulises Ruiz, anda buscando cómo bajarlo de la contienda. ¿O no? Y seguramente para ello tiene toda una estrategia de doble carambola para conseguir tal objetivo y además, posicionamiento.

Primero fue la búsqueda del método: La consulta directa. Recién la aprobó el Consejo Político Nacional como el método para renovar el CEN. Y URO hizo suyo el logro; incluso, en su cuenta de Twitter escribió: “@ulisesruizor ¡Ganamos y por knockout! La elección de la nueva dirigencia será abierta a los militantes y organizada por el @INEMexico @PRI_Nacional.”

¿Ganó? ¿O la cúpula priista le quitó una bandera en su lucha por presidir el CEN?

Como haya sido. Y si le hubieran quitado una bandera, el líder de la corriente Democracia Interna ya sacó otra: La denuncia en contra de Alejandro Moreno para que le inicien al gobernador de Campeche un procedimiento sancionador.

Perece una estrategia estructurada. Y miren que Ruiz Ortiz se las sabe de todas, todas; por años ha sido operador electoral del PRI. Claro, su contrincante interno lleva varios mánager avezados y tiene a su favor a la cúpula peñista y, por ende, a buena parte de estructura priista.

Al menos así parece.

Así que URO también corre el riesgo de la derrota por nocaut. Y como en política nada es casualidad, sino todo es causalidad, probablemente no tarda que empiecen a sacarle pecados en su ejercicio como Gobernador de Oaxaca en el periodo 2004-2010.

No tarda. Quizá hasta el echen encima nuevamente a la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

En fin, la lucha priista arrecia.

REFORMAS EN PARIDAD DE GÉNERO

El Congreso del Estado de Oaxaca aprobó, por unanimidad, reformas a la Ley Orgánica Municipal del Estado para que en casos de licencias, renuncias o fallecimientos de mujeres concejalas, sean sustituidas por otra mujer y no por un hombre.

No podía ser de otra manera: Primero porque es principio constitucional y luego porque las mujeres son mayoría en la actual LXIV Legislatura Local: Ocupan 23 de 42 curules.

Sería una vergüenza que las diputadas no velen por el derecho del género. Por lo pronto acaban de aprobar tal reforma para frenar a partidos políticos, grupos y maridos en su intento de seguir ejerciendo violencia política sobre las mujeres

Como ocurrió recientemente en los municipios de San Juan Bautista Tlacoatzintepec, San Juan Colorado, Santiago Tamazola, Pinotepa de Don Luis, Santa María Teopoxco, San Miguel Ahuehuetitlán y Tezoatlán de Segura y Luna.

Tezoatlán es el único caso donde prevalece conflicto por la presidencia municipal de género.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com