El que da y el que quita

0
203

¿Con qué criterios objetivos, cualitativos y cuantitativos, el Gobierno Federal retiró apoyos a las Estancias Infantiles, los refugios para las mujeres violentadas, a los que luchan contra el cáncer cérvico uterino, a niños con capacidades diferentes y muchas otras ONG’s?

La actual administración del presidente López Obrador tiene una rara base para combatir a la pobreza fincada en programas sociales y eso tiene preocupado a más de uno. Y entonces ¿por qué los apoyos a los llamados ninis, las personas de la tercera edad, jóvenes estudiantes, entre otros?, esto está convirtiendo a México en el que un solo hombre da y quita. Usted que me lee y que trabaja, que sale cada día a ganarse la vida, para usted no hay un programa específico dirigido a la gente trabajadora. El efecto AMLO está teniendo eco: recientemente se anunció que el Gobierno de la Ciudad de México otorgará créditos para personas que buscan impulsar algún negocio en la capital del país, con un interés subsidiado por el gobierno. Hasta ahí todo bien, pero… para el empresario mexicano Carlos Rahmane, este tipo de iniciativas al igual que las llamadas “Tandas para el Bienestar” (anunciadas en Iztapalapa), generan incertidumbre en varios sectores del mercado, debido a la falta de reglas claras para la aplicación de estos créditos.

Finalmente es dinero público, de usted y mío, no hay reglas claras, dijo Rahmane. Hay que pensar en que seguramente va a existir una alta cartera vencida. ¿Qué va a pasar si alguien no puede pagar o qué va a ocurrir cuando la recuperación del dinero sea escasa hasta que se termine el fondo económico?, definitivamente el programa tendría que desaparecer, ¿y entonces? Volveríamos otra vez al inicio. Rahmane, quien es analista financiero y director de Exitus Capital, explicó que “existen dudas y riesgos acerca de los mecanismos que se van a implementar para la recuperación de los créditos que está promovido tanto el Gobierno Federal como el local, no es mala la idea, pero las cosas pareciera que se están haciendo al vapor.

Si la administración federal comienza a ofrecer créditos sin costo, de entrada se corre el riesgo de subsidiar tasas de interés, y esto a mediano y largo plazo se podría convertir en una bomba de tiempo”, finalmente el especialista consideró que la decisión se queda corta respecto a sus objetivos.

La última palabra la tiene usted, ¿Será que AMLO no se ha dado cuenta que algunas de sus decisiones fomentan mediante dádivas gubernamentales un país de flojos, una cultura del poco esfuerzo?, total el otro mes “me llega mi apoyo del gobierno”. Juzgue usted. La política y la economía llegan a cruzarse, pero si no es de manera inteligente y bien planeada te lleva a un precipicio y a un estallido social. No vislumbro por el momento una política económica dinámica. ¿Quién me va decir que ese dinero que se está “regalando” llegará a las manos de los solicitantes? Y sobre todo, ¿cómo se generará más dinero? ¿Vendiendo aviones, helicópteros o camionetas?