Perdura luna de miel con Morena

0
238

La encuesta que pone al mandatario Adán Augusto López Hernández con 61 por ciento de aprobación, muestra que a los tabasqueños no les ha importado que, a casi dos meses de iniciada la administración de Morena, ya existan promesas de campaña pospuestas, si bien, según se interpreta del mismo estudio, los ciudadanos tienen la esperanza de que el gobierno ejecute las obras referidas.

La empresa Arias Consultores dio a conocer el fin de semana que el tabasqueño es el Ejecutivo local mejor evaluado del país, con el apoyo de seis de cada diez habitantes.

Luis Octavio Arias, director general de la firma, reveló que es la primera vez que un jefe de Tabasco se ubica a la cabeza de sus homólogos del país, y recordó que el sexenio anterior el perredista Arturo Núñez Jiménez siempre se mantuvo en los últimos lugares, cerrando su mandato en el lugar 32 como “el peor calificado con 1.4 de aceptación, lo que significaba que solo uno de cada diez tabasqueños lo respaldaba.

El químico Andrés Granier Melo (2006-2012), excepto sus dos últimos años, fue uno de los gobernadores mejor evaluados del país, y en su techo más alto llegó al segundo sitio, pues siempre lo aventajó su par de Coahuila, Rubén Moreira, quien llegó a tener la marca de “el más popular”.

En declaraciones a la radio, Luis Arias indicó que durante su administración Adán Augusto debe demostrar si la calificación obtenida obedece a su buen desempeño o es resultado de la “emotiva alternancia histórica” en el estado.

“Y por primera vez, desde que realizamos esta evaluación, tenemos (en buen lugar) a Tabasco, que pasó de tener al peor gobernador evaluado al primer lugar en nuestra lista de mejores gobernadores; es así como Adán Augusto López, de Morena, se sitúa como el mejor gobernador del país; ahora falta que logre mantenerse y que esta calificación no sea simplemente un reflejo del hartazgo de los tabasqueños contra Arturo Núñez Jiménez”, precisó.

En lo que hace a la confianza de la ciudadanía con su autoridad, el choco quedó en segundo lugar con 63.5 por ciento, superado por su homólogo de Yucatán, Mauricio Vila, quien logra 75 por ciento.

El respaldo que mantiene López Hernández, de entrada, es el reflejo de que no ha afectado a los tabasqueños que algunas políticas de la administración aún no aterricen, como es el caso de la nueva tarifa preferencial de luz para el estado y el ‘borrón y cuenta nueva’, lo mismo que el atraso en el inicio de la refinería en Dos Bocas, Paraíso.

La oposición, sobre todo el PRI, lleva semanas insistiendo en que el trato preferencial de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a la entidad no existe, a pesar de las promesas de campaña de los candidatos morenistas en las elecciones del pasado 1 de julio.

Desde diciembre pasado la administración de Andrés Manuel López Obrador había anunciado que el 4 de enero se pondría la primera piedra de la refinería en Dos Bocas, pero la construcción no podía iniciar en virtud de que la licitación, tentativamente, será hasta abril.

También el fin de año el presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados federal, el morenista Manuel Rodríguez González, aseguró que el 15 de enero el presidente vendría a Tabasco a anunciar la tarifa de electricidad más barata para la entidad, así como a decretar el ‘borrón y cuenta nueva’.

Pero ya el gobernador López Hernández le enmendó el discurso: no será la tarifa más barata y tampoco hay fecha para que se concrete la condonación de la deuda histórica de los tabasqueños (se calcula en más de 10 mil millones de pesos) con la CFE.

El jefe del Ejecutivo consideró que ya hay avances en las pláticas con la empresa productiva del Estado, pero deben salvarse algunas trabas legales.

Así, la mayoría ciudadana sigue confiando en el gobierno de Adán Augusto.

@RodulfoReyes