¿Qué pasará en GB con la inminente ratificación del Brexit?

0
50
  • Económicamente existen tres escenarios posibles en términos económicos: un Brexit con acuerdo, una ruptura definitiva sin un acuerdo o que el RU permanezca en la UE
  • Los legisladores de su propio partido rechazaron la propuesta y convocaron a un voto de no confianza para relevarla del cargo

Este martes el Parlamente británico realizará una votación histórica donde decidirá la salida del país de la Unión Europea (UE), el colofón al referéndum realizado en 2016 donde 52 por ciento de la población decidió abandonar a la Comunidad Europea.

Esta última votación es el punto sin retorno del supuesto divorcio entre los británicos y el resto de la comunidad europea. Tan es así que, para convencer a los legisladores de ratificar el rompimiento, se pospuso la votación agendada para el 11 de diciembre, para promover unos días más la iniciativa realizada por la primer ministro, Theresa May, pues hasta ese día, no había logrado el suficiente eco.

Los legisladores de su propio partido rechazaron la propuesta y convocaron a un voto de no confianza para relevarla del cargo. Aunque May logró sortear esta solicitud.

El 29 de marzo es la fecha en la que se estableció la salida del Reino Unido de la UE.  Sin embargo, según el periódico británico The Guardian, la UE se prepara para extender este plazo hasta julio a petición del gobierno británico, pues el pueblo británico no está convencido de que sea lo mejor romper definitivamente el pacto económico-político con el resto del continente.

Por ello, la propia May amplió este lunes los posibles escenarios sobre la decisión, pues anticipó que de no ser favorable la votación, el Brexit estará en peligro.

“Resuelvan la pregunta de nuestra retirada y podremos avanzar en la creación de una nueva relación (con Europa). Apoyen el acuerdo y esa labor podrá empezar el miércoles. Fracasen y nos enfrentaremos al riesgo de irnos sin un acuerdo o el riesgo aun mayor de no irnos”, dijo.

Económicamente existen tres escenarios posibles en términos económicos: un Brexit con acuerdo, una ruptura definitiva sin un acuerdo o que el RU permanezca en la UE. May declaró a la BBC que “si su plan no se aprobaba, Reino Unido iba a entrar en “territorio desconocido”. Sin embargo, la prensa especializada de ese país desconoce si su mandataria cuenta con una estrategia alterna, en caso de fracasar.

Caminos posibles

La opción más radical sería que el Reino Unido continúe con el calendario previsto y se retire de la UE el 29 de marzo sin lograr un acuerdo de salida.

Ni May ni la mayoría en la Cámara de los Comunes (650 parlamentarios legisladores) quieren esto, aunque se contabiliza un aproximado de 80 a 100 conservadores euroescépticos que apoyan la posibilidad que ha crecido en las últimas semanas y que ha activado alertas en empresas y gobiernos para prepararse en cado que la opción sea validada.

Por ejemplo, España tiene listo un plan de contingencia que incluye, entre otros, formas de garantizar los derechos de sus ciudadanos que viven en Reino Unido y viceversa.

Otra consecuencia sería que cambiaría el abastecimiento y el precio de los alimentos procedentes de Europa, porque tendrían nuevamente que someterse a controles aduaneros y al cobro de aranceles.

Por estos y otros factores, el Brexit duro es visto como una alternativa poco probable.

La propuesta de la salida moderada, que es la opción de May podría ser viable todavía, pues si la votación no consigue un diferencia de por lo menos 100 votos, tendría que repetirse y le daría tiempo a la primer ministro de darle nuevos toques a su iniciativa, como conseguir nuevas concesiones por parte de la UE.

A muchos de los que rechazaron el Brexit les queda la esperanza de que el gobierno responda con un segundo referéndum, pero para organizarlo, el Reino Unido tendría que pedir una prórroga a la UE, ya que la formalización de la negociación demoraría unas 22 semanas, según expertos de la Unidad de la Constitución del centro universitario University College London.

El Brexit negociado también debe considerar un aplazamiento a la UE, pues tendría que ser aceptado por todos los Estados miembros, así como modificaciones a la ley británica que rige la ruptura del acuerdo.

Sin embargo, las intenciones de la UE eran que el Brexit se hiciera efectivo antes de las elecciones europeas a celebrarse el próximo mes de mayo para que Reino Unido no participara en ellas.

El futuro de May

El Partido Laborista, principal opositor de la propuesta, adelantó que solicitará un voto de no confianza que pondría en peligro el cargo de May.

Además, el conflicto político ha provocado que la popularidad de su primer ministro sea tan baja que incluso los propios conservadores (sus correligionarios) intenten echarla del poder, tal como lo intentaron el pasado 12 de diciembre.

Si dentro de un plazo de 14 días el parlamento no da su confianza a May o a un gobierno alternativo, se convocarían elecciones generales y esto aumentaría el tiempo de espera unos 25 días hábiles más.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here