Análisis semanal: 14 de enero

0
250

El tema del combate al huachicoleo ha marcado una diferencia en cuanto al manejo de la comunicación social del actual gobierno federal. Si bien se trata de un tema que puede contar con amplio respaldo popular, el manejo que se hizo por un desabasto de combustible en varias entidades del país y una preocupación –que casi se acerca al pánico, gracias a las “benditas” redes sociales–, provocaron una serie de desatinos en la administración lopezobradorista.

En principio, esto se dio por el hecho de que hubo contradicciones en el discurso, al grado de pedir que no se realizarán compras de pánico en el momento en que surgían versiones de que se había detenido desde diciembre la compra de gasolina al extranjero. Además, la manera en que se recurrió a pipas para transportar el combustible, ante el cierre de ductos, con los reclamos de algunos gobernadores por la falta de gasolina, encontraron a una presidencia que centralizó el mensaje en el propio mandatario ante el alud de cuestionamientos y versiones que circulaban, algo que provocó mayor confusión entre el público y una nueva fase de enfrentamiento en el espacio virtual.

Como experiencia de este episodio, se puede desprender la pregunta de si el agotamiento ya empezó a hacer víctima al gobierno federal y si su eficacia en redes sociales llegó a su tope, pues lo que se vio en este ámbito fue que pudieron más los opositores que los partidarios del actual régimen.

Sin duda se trata de una lección para el futuro, pues en tanto se siga exponiendo a López Obrador a una exposición diaria, siendo él mismo quien responde a los cuestionamientos de la prensa, puede ayudar a ganar la agenda de medios, imponiendo los temas que el gobierno desee, a la larga está provocando que la figura presidencial pierda credibilidad y sea motivo de burlas en los medios y redes sociales, además del rechazo que se puede estar incubando en sectores sociales.

Sin duda, estamos a la puerta de una nueva etapa que habrá que seguir con atención para ver si el efecto Peje llegó a su fin o si empieza un lento declive.

La imagen de la semana

López Obrador se reunió con Miss Mundo, Vanessa Ponce de León.

El meme de la semana

Los datos que pueden alterar el escenario

Si bien es temprano para evaluar a la administración federal, será en julio de este año cuando se pueda apreciar su desempeño en distintas áreas de la vida nacional. La economía, la seguridad pública y el empleo serán, sin duda, temas en los que se dará la próxima batalla entre la oposición y los partidarios del lopezobradorismo.

Datos que muestren un mal desempeño en la economía, baja en el empleo o el mantenimiento de cifras alarmantes en seguridad, podrían generar una nueva polémica entre quienes impulsa la llamada Cuarta Transformación y quienes no están de acuerdo en como se conduce el nuevo gobierno.

Se trata, más allá de otros temas que pudieran surgir, del escenario que podría marcar el derrotero del actual sexenio, de manera similar a como la Casa Blanca marcó al gobierno de Peña Nieto.

@LosPinos