Seguridad de Pemex queda en manos de Ejército y Marina

0
494
  • Como parte de la estrategia del Gobierno Federal, fuerzas armadas brindaron protección a instalaciones de la paraestatal.
  • Andrés Manuel López Obrador ha sostenido que robo de combustible estuvo respaldada por redes de corrupción.

En busca de evitar más robo de combustible, el Gobierno Federal ordenó al Ejército y la Marina tomar el control total de la seguridad en las refinerías de Salamanca, Guanajuato; Ciudad Madero, Tamaulipas; Minatitlán, Veracruz; Tula, Hidalgo; Salina Cruz, Oaxaca; Cadereyta, Nuevo León, así como de terminales de abastecimiento y distribución de Pemex, como parte de la estrategia contra el «huachicoleo».

De acuerdo a la información oficial, 4 mil militares y marinos fueron asignados a la tarea de seguridad interior y exterior de las instalaciones estratégicas de Petróleos Mexicanos (Pemex), inicialmente por un periodo de 30 días.

Pese a ello, luego de este plazo se determinará si las fuerzas armadas continúan en la refinería o «hay un relevo de otra dependencia».

Por el momento, la Marina está a cargo de 11 instalaciones de la paraestatal, entre las que se encuentran las refinerías de Salina Cruz, Oaxaca; Tampico, Tamaulipas, así como las terminales de abastecimiento y distribución de Tuxpan, Lerma, Rosarito, Guaymas, Topolobambo, Mazatlán, Manzanillo, Acapulco y Lázaro Cárdenas.

En tanto, el Ejército tiene a su cargo la vigilancia en las refinerías de Salamanca, Cadereyta, Tula y Minatitlán, además de las terminales de abastecimiento y distribución de Mexicali, Hermosillo, Culiacán, Ocotán, Morelia, Loma Bonita, Querétaro, Aguascalientes, Zacatecas, Santa Catarina y Ciudad Victoria.

Cabe destacar que sólo la refinería de Salamanca cuenta con el apoyo de ambas instituciones, para muchos, una de las instalaciones petroleras más importantes del país, en un estado donde se vive actualmente un alza importante de violencia, como lo es Guanajuato.