Análisis semanal: 7 de enero

0
335

Iniciamos un año más, ahora bajo la cuarta transformación que impulsa Andrés Manuel López Obrador. Se trata de un movimiento que le ha ayudado al presidente de México a fijar las coordenadas de su viaje al frente del gobierno federal, aunque la realidad marque otro curso.

Si la última semana de 2018 nos trajo la lamentable muerte de la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y de su esposo el senador y exgobernador, Rafael Moreno Valle, con toda la cauda de acusaciones en contra de el presidente o de un expresidente, alimentando toda clase de sospechosismos y fake news, el inicio del año muestra varios retos interesantes para el mandatario y su equipo.

En primer lugar, el tema de la inseguridad cobra especial relevancia en la medida en que desciendan o no los índices de homicidios, secuestros y otros delitos. El hecho de que se haya desplegado la Guardia Nacional no garantiza, aún, que la seguridad pública vaya a mejorar en la percepción ciudadana.

En segundo lugar, tenemos el complejo tema económico, el cual tardará en reflejarse en el bolsillo del ciudadano, pues el país enfrentará un entorno internacional adverso: posible desaceleración de la economía de Estados Unidos, fluctuaciones en el precio del petróleo, aumento de las tasas de interés, todo lo anterior con un presupuesto inercial que presentó el actual gobierno federal que busca cubrir con recursos todas las promesas de campaña de López Obrador.

¿Qué sucederá con la administración federal? Si el presidente y sus seguidores se empeñan en mantener la polarización que se vivió en campaña e insisten en retrasar la necesaria conciliación para el país, podremos ser testigos de varios escándalos –menores la mayoría de ellos– que inundarán las redes sociales y espacios informativos.

Pero el problema es que este ambiente es el que le gusta a López Obrador y nada garantiza que deje su papel de eterno líder opositor y se convierta en el estadista que México necesita.

Así, que 2019 no ofrecerá más discusiones y polémicas por una gran cantidad de temas en los 12 meses por venir.

La imagen de la semana

El gobierno de México dio inicio a un plan para atacar el fenómeno del huachicoleo en el país.

El meme de la semana

Las redes sociales, enredadas

Por investigaciones que algunos especialistas han realizado, la presencia de bots y otras cuentas que buscan enrarecer el ambiente en redes sociales y contaminar la discusión pública sigue en aumento. No se trata de algunos usuarios, sino de miles que siguen directrices concretas, que ayudan a posicionar una etiqueta o tendencia y que pueden atacar a los adversarios.

Buena parte de las tendencias que se presentaron a lo largo de 2018, fueron influenciadas por este tipo de presencias, que contribuyen a que la percepción sea manipulada en aras de un interés político.

Es por esto que la recomendación es que antes de retuitear o compartir algún contenido, se revise un poco quien es el emisor y cual es su tendencia.

@LosPinos_mx