Peña, el presidente saliente con peor nivel de aprobación

0
330
  • El mandatario priísta tiene un índice de aprobación del 24%, el más bajo que se tiene contabilizado (1994), según encuesta de Consulta Mitofsky
  • La variable que más decepcionó a la población, de acuerdo al estudio, es en la restauración de la paz y estado de derecho

Enrique Peña Nieto se despedirá del sexenio con la aprobación más baja para un presidente saliente, desde que se evalúa este parámetro (1994), con apenas un 24% de los mexicanos que reconocen su labor, de acuerdo a un estudio realizado por la casa Consulta Mitofsky.

El 24% de Peña Nieto contrasta con sus antecesores: Carlos Salinas de Gortari (66%), Ernesto Zedillo (59%), Vicente Fox (56%) y Felipe Calderón (53%). Esto pese a que en el último trimestre del año el presidente priísta repuntó 6% en su evaluación, algo no visto anteriormente.

La variable que más decepcionó a la población, de acuerdo al estudio, es en la restauración de la paz y estado de derecho, aunque se le reconoce su actuación durante las elecciones y su relación con gobernadores.

Por sexenio la percepción de los mayores problemas que dejó cada una de las administraciones es: con Vicente Fox empeoró la inseguridad y el desempleo, pero mejoró el control de la inflación; con Calderón empeoró inseguridad y el narcotráfico, pero recibió aprobación por los festejos del bicentenario de la independencia, mientras que con Peña Nieto empeoró la corrupción, pero mejoró el empleo y la economía.

El atributo que más se le reconoce al presidente Peña Nieto al final de su sexenio es la tolerancia, pero incluso ese atributo fue perdiendo fuerza durante su gestión pasando de 36% a 18%.

López Obrador también pierde aprobación

Por su parte el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, perdió nueve puntos de aprobación en el lapso de transición de su gobierno: ganó las elecciones con una aprobación de  64.6% de aceptación en agosto pasado y para el mes previo a su toma de posesión, alcanzó apenas un 55.6%. Mientras que su calificación pasó de 7.4 a 6.8, de acuerdo a un estudio realizado por El Universal.

Actualmente, López Obrador, cuenta con la aprobación de más de la mitad de los mexicanos. También aumentó en cinco puntos el porcentaje de quienes desaprueban algo o totalmente el papel desempeñado hasta ahora.

En una escala del uno al 10, los mexicanos concedieron al presidente electo una calificación de 6.8, una disminución de 0.6 respecto de la encuesta realizada en agosto por este medio de comunicación.

Sobre la expectativa del cumplimiento de promesas de campaña, se reporta una disminución. En agosto, 64% de los mexicanos aseguró que López Obrador cumpliría sus promesas de campaña; en noviembre, menos de la mitad, 49% suscribió esta afirmación.

Ante la pregunta de si México mejorará, seguirá igual o empeorará con López Obrador, seis de cada 10 asegura que mejorará, aunque en agosto la proporción era de 70%, aproximadamente, lo que implica una disminución de nueve puntos en tres meses: se duplicó el porcentaje de quienes creen que el país empeorará, pasó de 6.5% en agosto a 12% en noviembre.

En cuanto a lo que será el mayor logro del futuro gobierno, 28% señala el combate a la pobreza; 12%, la economía del país; 10%, el combate a la corrupción; 8%, creación de empleos, y 6%, acceso a la salud.

La corrupción puede ser el mayor error del gobierno de López Obrador, puesto que 20% así lo indica; la falta de combate a la delincuencia, 13%; la relación con Estados Unidos, 10%; el combate al narcotráfico, 9% y la economía del país, 5%.