Análisis semanal: 19 de noviembre

0
111

La presentación del Plan de Seguridad por parte del presidente electo abrió un nuevo flanco de batalla para la naciente administración federal. A los que existían respecto al Aeropuerto en Texcoco, el Tren Maya, la propuesta de eliminar comisiones bancarias, la construcción de refinerías, la reducción de sueldos a la burocracia, se sumó la iniciativa de dejar en manos militares el manejo de la seguridad pública y la creación de una guardia nacional.

Si bien algunas de las propuestas cuentan con defensores en medios y redes sociales, es de llamar la atención que lo que proponga el aún presidente electo siga generando tal nivel de debate y de polarización en la sociedad.

Esto refleja la falta de deseos de escuchar a una sociedad y un conjunto de contradicciones que, tarde o temprano, harán crisis en el próximo gobierno federal, pues no hay que perder de vista que estos frente que se abren también enfrentan a personajes cercanos a López Obrador, como fue el caso de la iniciativa para reducir las comisiones que los bancos cobran y la polémica entre Yeidckol Polevnsky, presidenta de Morena, y el coordinador de dicho partido en el Senado, Ricardo Monreal.

Así, como ave de las tempestades, Andrés Manuel López Obrador iniciará su mandato constitucional, con enfrentamientos con diversos sectores sociales y con un movimiento que comienza a presentar signos de fractura, a lo que se suma un estilo personal de gobernar que no escucha los reclamos ciudadanos y busca sólo la aprobación de su voto duro.

La pregunta que surge, entonces, es si habrá capacidad para rectificar o si se mantendrá, contra viento y marea, el catalogo de promesas de campaña ahora convertidas en programa de gobierno, a pesar no sólo de las críticas, sino de las evidencias de que son más los problemas que se provocan que las soluciones encontradas.

En todo este escenario, resurge la idea de que López Obrador es reacio a abandonar su papel de candidato, pues también mantiene en la mira las elecciones intermedias de 2021, con lo que es difícil que abandone su función de principal representante de su movimiento y la marca que le puede dar la victoria.

Pero, como en toda función de gobierno, habrá un desgaste y un cobro en las urnas. Con tantos frentes abiertos y fracturas en su movimiento, será interesante observar como se comporta ya en el gobierno un político más acostumbrado a estar en la oposición que a hacer las cosas que antes criticaba.

El meme de la semana

La imagen de la semana

López Obrador anunció la creación de un Consejo Asesor, del que formarán parte Ricardo Salinas Pliego, Bernardo Gómez, Olegario Vázquez Aldir, Carlos Hank González, Daniel Chávez, Miguel Rincón, Sergio Gutiérrez y Miguel Alemán hijo.

La Silla Embrujada

Las reacciones que provocó la presentación del plan de seguridad del presidente electo llamaron la atención por hacer que coincidieran algunos académicos que no habían hecho esto con relación a la Ley de Seguridad Interior u otros temas relacionados con la seguridad pública.

El colectivo Seguridad sin Guerra, criticó la intención de militarización de la seguridad pública por la creación de la guardia civil y la implementación de mandos militares en los estados. Adicionalmente, mantener al ejército en las calles no es algo que vean con buenos ojos los activistas que combatieron la Ley de Seguridad Interior, acerca de lo cual se afirma que lo que la Corte invalida, el presidente electo valida con su nuevo plan.

Por lo pronto, la idea de una marcha que tiene que ver con este tema empieza a aparecer en las redes sociales.

@LosPinos_mx

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here