Juicio al Chapo; juicio a México

0
205

MIN. LUIS MA. AGUILAR MORALES, PRESIDENTE DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN:

+La injusticia en cualquier parte es una amenaza a la justicia en todas partes. Martin Luther King, JR.

CIUDAD DE MÉXICO.- No hay que creer todo lo que se dice en un juicio, ¿verdad, ministro presidente?, sobre todo cuando defensores y/o fiscales son famosos por ser unas fichas del tipo de Jeffrey Lichtman, el principal defensor del Chapo Guzmán, famoso por ser exitoso defensor de lo más granado del hampa estadunidense.
Tampoco hay que creer todo lo que se dice en la calle, en los cafés, en las pláticas de familia, en  los chismes de cantina y hasta en algunos púlpitos… Pero tratándose del mundo político, en México como en el mundo, lo más sabio es parar oreja, pedir pruebas y cotejar el rumor con la costumbre. Así no hay falla…
Viene lo anterior a cuento por los acontecimientos de ayer en Nueva York, al iniciarse el juicio del Chapo, el mexicano más famoso del mundo, con las noticias que lanzó su superabogado sobre los sobornos que no Chapo el capo sino su colega, el mayo Zambada, habría dado a los presidentes de México Felipe Calderón Hinojosa Enrique Peña Nieto
¡¿Pero cómo?! ¡No puede ser!, exclamaría un buen patriota, de esos que sobran en en el mundillo político nacional… ¡Si de esos no hay aquí…!, respondería a los crédulos que aceptan cualquier acusación de esa clase porque, afirman, el país es una mierda…

¿Cuántos mexicanos creen lo contrario…? Muy pocos. ¿Y extranjeros?, ¡ninguno!, con la fama internacional que tiene México, nadie se arriesga a equivocarse considerando que al menos unos cuantos compatriotas se salvarían, pero no por honestos, sino por tarugos…

Por eso creo, ministro Aguilar, que ese juicio ayer iniciado en Nueva York ya comenzó a ser también contra México entero, a partir del expresidente Calderón y del aún presidente Peña Nieto, como suele suceder cuando cualquier extranjero que viene de visita y se pone a platicar con/y a preguntar a cuanto mexicano se le cruza, si es cierto que esto o aquello… De diez preguntas, al menos ocho respuestas van a ser positivas ya que, sobre todo en este siglo que corre, el viejo refrán de que vergüenza es robar y que lo vean es ya cinismo puro. Basta con mirar, hasta sólo por encima, la forma como la actual administración federal concluye su sexenio, para confirmar el peso de verdad con que nacen, se reproducen y sobreviven todos, pero todos los rumores.

No dudemos, pues, que cuando este juicio concluya, salve Lichtman o no al Chapo de la cárcel, el que no se salvará va a ser México entero porque le van a achacar que todos los drogadictos gringos lo son gracias sólo al gran negocio de las drogas que se meten, made in here, pero seguiremos esperando sin esperanza que la justicia de allá meta al bote a-un-solo-gran-narcocapo-estadunidense, para que el chapo al menos tenga con quién platicar…

Internet: m760531@hotmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com