Santa Lucía se impone con el 70%; cancelación del NAICM costará 120mmdp

0
250
  • La consulta tuvo una duración de cuatro días y participó sólo 1.19% del padrón electoral
  • Se estiman indemnizaciones por entre 100 mil y 120 mil millones de pesos

El 70% de los ciudadanos que participaron este domingo en la consulta ciudadana organizada por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, eligieron la opción de Santa Lucía, en el municipio de Zumpango, Estado de México, como el lugar donde se situará el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

La propuesta alterna de construir dos pistas en la Base Militar de Santa Lucía, reacondicionar el actual aeropuerto y habilitar el de Toluca se impuso al megaproyecto propuesto por el presidente actual Enrique Peña Nieto, de construir la obra de infraestructura  más ambiciosa de su administración, un proyecto que tendría 50 años de vida útil.

Con 98% de las casillas computadas, 69.9% de los votos, es decir, 748 mil 335 ciudadanos eligieron Santa Lucía por 29.1%; (311 mil 132 personas) que votaron por continuar la construcción de la nueva terminal aérea en el lago de Texcoco. Solo 1% de los sufragios (10 mil 403 votos) fueron anulados.

La consulta tuvo una duración de cuatro días y participaron un millón 69 mil 870 personas de todo el país; es decir, sólo 1.19% del padrón electoral, que consta de 89.6 millones de ciudadanos, informó Enrique Calderón Alzati, presidente de la Fundación Rosenblueth, encargado de la consulta.

“Los resultados serán definitivos”, aseguró el vocero de López Obrador, Jesús Ramírez Cuevas, quien recordó que el nuevo gobierno cumplirá con los compromisos adquiridos con las empresas y con los inversionistas que participan en la construcción de la nueva terminal aérea de Texcoco, que se estiman en una indemnización de entre 100 mil y  120 mil millones de pesos.

Sobre las anomalías que se presentaron durante la jornada, como fallas en la aplicación, lo que permitió votar a una misma persona hasta en cinco ocasiones, los organizadores dijeron que estos casos fueron “marginales”.

Karen Levy, académica de la UNAM e integrante de Consejo Consultivo, reconoció que el ejercicio tuvo “fallas y errores; sin embargo, fueron mínimos y de ningún modo alteraron el sentido de los resultados, por lo que éstos son confiables y representativos”.

Calderón Alzati, dijo que la mayor participación se dio en la Ciudad de México, con 15.6 por ciento de la votación, seguido del Estado de México; en Veracruz sufragó 6.6% del total, seguido por Jalisco.

Media hora antes de que se hicieran públicos los resultados, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, salió de su casa de transición donde se reunió durante casi toda la tarde con su equipo y con “su asesor”, José María Riobóo, uno de los principales opositores a la continuidad del proyecto de Texcoco.

Al final de la conferencia, Alfonso Romo, futuro jefe de la Oficina de la Presidencia, se dijo contento con el resultado y afirmó que no ve un escenario adverso para los mercados.

307 empresas sufrirán daño económico

De acuerdo con cálculos del gobierno federal, la cancelación del tendría un costo entre 100 mil y 120 mil millones de pesos. El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, dijo que 60 mil millones de pesos serán por la obra ejecutada más otros 40 mil millones por insumos adquiridos.

Echar atrás el proyecto, señaló, implicaría negociaciones con acreedores y contratistas, y costos que tendrían un impacto considerable en el Presupuesto Federal de 2019 por la aceleración en el pago de los compromisos financieros adquiridos.

Además, 307 empresas estarán sufriendo daños económicos que tendrán que indemnizados. Del total de las compañías involucradas en el proyecto del NAIM, 90% son mexicanas.

Se espera que también se registre una ola de amparos y demandas por la decisión.