Análisis semanal: 22 de octubre

0
168

La semana previa fue dominada por el tema del inicio del proceso de la consulta sobre el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, la cual gira en torno a la pregunta de cual de las dos opciones –Santa Lucía-actual aeropuerto frente a Texcoco– es la que prefieren los ciudadanos.

La información disponible, mucha de ella difundida por activistas de cada causa, ha hecho que para el ciudadano todo se reduzca a apoyar la alternativa con la que simpatice, sin que se realice un análisis a fondo de las ventajas y desventajas de cada lugar.

También ha privado la desinformación o los datos sesgados para favorecer una de las dos posibles ubicaciones de la nueva terminal aérea.

Otro aspecto a considerar es la polémica por el financiamiento de la consulta, tema rechazado por separado por Ricardo Monreal y Porfirio Muñoz Ledo, aunque un poco después tuvieron que matizar acerca de si los legisladores de Morena aportarán los recursos para este ejercicio.

En redes sociales, al igual que en la pasada campaña electoral, se aprecia la organización de las huestes del lopezobradorismo en contra de los “adversarios” a esto. En tanto los activistas a favor de Santa Lucia han reforzado sus campañas a favor del lago y de la opción que empuja Javier Jiménez Espriú, próximo secretario de comunicaciones y transportes, los opositores se dividen en el apoyo a Texcoco, en tratar de boicotear la consulta o en anunciar que no participarán por considerarla ilegal.

Si se toma en cuenta que los antecedentes, en particular en el periodo que fue jefe de gobierno López Obrador, las consultas populares convocan poca participación. En el mandato del tabasqueño sólo la que se refirió a la revocación de mandato llegó al 10% de participación en la primera consulta sobre este tema, a pesar de que se consultó a la ciudadanía acerca del horario de verano, el aumento en el precio del boleto del Metro, los segundos pisos y en dos oportunidades la revocación de mandato.

El tema de los segundos pisos puede ser un buen referente para comparar con el ejercicio que se lleva a cabo la segunda quincena de octubre. Se trató de una obra polémica que generó rechazo en algunos sectores sociales; a pesar de las opiniones en sentido contrario, la consulta contó con la participación del 6.2% del padrón electoral de la capital y se llevó a cabo a pesar de las protestas.

Algo similar puede ocurrir en esta ocasión, pues hay que tomar en cuenta que también es una promesa de campaña y sus seguidores no lo olvidan.

El meme de la semana

La imagen de la semana

Volante que a través de las redes sociales se difunde. Noten el detalle de la mención del estudio de la OACI, ya desmentido, como ventaja para Santa Lucía.

La Silla Endiablada

Las promesas de campaña se podrían convertir en un elemento negativo para la presidencia de López Obrador. Como en el caso del aeropuerto de la Ciudad de México, hay una larga lista de promesas que el entonces candidato hizo a lo largo de sus actividades proselitistas. También tenemos los libros que escribió, en los cuales expuso una serie de propuestas que haría realidad en caso de ganar.

Si bien es común que los políticos no lleven a cabo todas las promesas que hicieron cuando fueron candidatos, en este caso la polarización social y una mayor actividad de investigación de los medios de comunicación podrían representar una diferencia para el sexenio que está por comenzar.

En anteriores ocasiones, el listado de promesas incumplidas golpeó en la imagen del mandatario en turno, por lo que se espera que luego del 1 de diciembre se ponga lupa a todo lo dicho por López Obrador, quien no parece percatarse que hablar mucho puede ser contraproducente a la largo.

@LosPinos_mx

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here