Se raja El Peje para 2018

0
212

Capital Político

Andrés Manuel López Obrador creará su nuevo partido en noviembre pero no será candidato presidencial en 2018; se dedicará a formar nuevos cuadros para buscar posiciones a partir de 2015.

La confesión la a su equipo cercano a mitad de semana, cuando redactaban los documentos básicos de lo que será el nuevo partido formado con las bases de MORENA.

«No voy más, me retiro de la candidatura. No me anotaré para 2018», confesó el tabasqueño ante el desconcierto de todos en la casa de campaña.

El tabasqueño les aclaró que el hecho de que ya no aspire a ser candidato presidencial dentro de seis años no quiere decir que se retire de la política, sino que se enfocará a formar nuevos cuadros de izquierda, alejados de los actuales perfiles.

No lo dijo en público -nadie le creería-; lo comentó con sus más cercanos, a quienes animó a que a más tardar en noviembre próximo definan su partido político, en el que participará activamente para que desde las próximas elecciones puedan tener sus propios candidatos.

La base de la nueva organización será, desde luego, MORENA, lo cual pone las cosas muy interesantes, pues esa organización está conformada en su mayoría por perredistas, petistas y demás lacras, lo cual obligará a las izquierdas a redefinirse.

¿Qué pasara ahora con eso?, ¿seguirán al tabasqueño?, ¿se vaciarán los partidos?

El anuncio de que se va de los partidos pero se queda en la política conmocionó por supuesto a las izquierdas, generando un cisma y un reacomodo que definirá la vida política en los próximos años.

¿Cuánto valen el PRD, PT y Convergencia sin López Obrador?

Todos los cuadros medios relegados y despreciados por tribus y cúpulas buscarán oportunidades políticas en MORENA sin necesidad de entrar a los sucios negocios de René Bejarano o de Los Chuchos.

¿Qué pasará con los diputados y senadores que simpatizan con López Obrador?, igual se declaran independientes en espera a que el tabasqueño tenga su partido y puedan incursionar ahí.

El Peje dejó muy claro que no le debe nada a nadie y que nadie le debe a él. Que incluso todo el dinero que le dieron los partidos de izquierda lo tienen de regreso a través de las prerrogativas y posiciones que les dio con sus votos.

Dirigentes como el petista Alberto Anaya y el líder de Convergencia, Dante Delgado, fueron despreciados y puestos en su justa dimensión: un par de mercenarios de lo que nada quiere saber el tabasqueño.

Los leales a El Peje tienen ahora una expectativa política diferente, pues dentro de tres años serán candidatos y ya no tendrán que aguantar a las amafiadas tribus.

Y a todo esto, ¿quién tiene los tamaños para tomar el lugar de AMLO como nuevo líder política de la izquierda?

A ver si Marcelo Ebrard está hecho de lo que dice.

CENTAVITOS Las reuniones entre los equipos de Alejandra Barrales y Manuel Granados ya iniciaron para la entrega-recepción del Palacio de Donceles, y para ver cómo organizarán la foto-credencialización de los nuevos diputados, que iniciará el jueves, y la instalación de la sexta Legislatura el viernes. Por Granados encabeza las negociaciones Josué Ramos, con vínculos camachistas, y por Barrales lo hacen Mauricio Rodríguez, secretario técnico de la Comisión de Gobierno, y Guillermo Orozco, actual presidente Por cierto, dicen que el que anda haciendo maletas en la Tesorería de la ALDF es Nilo Rodríguez, pero no para abandonar Donceles, sino para brincar a la Oficialía Mayor, pues se la prometió Bejarano, con quien regresó luego de varios años de haberlo abandonado. Nilo, quien durante mucho tiempo fue concuño del profesor de las ligas, ya que andaba con Ana Padierna, acabó tan mal que incluso salió de la IDN, a donde vuelve. El problema para Nilo es que esa posición, que maneja todos los recursos materiales de la ALDF, Granados la tiene apartada para alguien que por cierto anda siempre muy cerca de él. El desgreñe va estar interesante.

a.rueda@contactodf.com

twitter: @adrianrueda

Compartir