Análisis semanal: 1 de octubre

0
190

El tema que dominó la semana, sin que se hubiera dado un amplio debate al respecto, es el de la comunicación social y la relación con medios y periodistas en tiempos de la presidencia de López Obrador.

No es un tema menor, pues detrás de la exigencia del futuro vocero presidencial, Jesús Ramírez, de que se diera el debate y se hiciera a un lado el calificativo de “prensa fifí” que el propio López Obrador emitió, se encuentra un intento de redefinición de la relación prensa-gobierno, en primera instancia, y del manejo de la información oficial de parte del nuevo gobierno, en momentos en que los medios tradicionales han sido desplazados por las redes sociales.

Y también hay que considerar que los estrategas de campaña de López Obrador –Epigmenio Ibarra, César Yánez, Julio Sherer, Jesús Ramírez–, consideran que tienen la suficiente fuerza para no tener que recurrir a los medios tradicionales, gracias a las “benditas redes sociales”.

Asimismo, la actitud del propio presidente electo de no responder preguntas de la prensa y besar a reporteras para evitar contestar preguntas –de manera similar a la forma en que movía su dedito para evadir responder en sus tiempos de jefe de gobierno–, también debería entrar en el debate por evadir la responsabilidad de informar.

Pero lo que tenemos es un debate en el cual figuras del lopezobradorismo cuestionan si los medios representan a la sociedad, recomiendan a legisladores utilizar a las redes sociales y contar con una página de Internet, así como un activismo en el terreno cibernético que continúa con los esfuerzos para descarrilar la crítica en contra del tabasqueño.

Adicionalmente, la reducción en la publicidad oficial y el futuro de algunos medios que dependen de este tipo de presupuestos es un tema que también debería entrar al debate.

El problema es que ante un gobierno cuyos elementos pecan de dogmatismo, cualquier discusión puede dirigirse a la imposición de criterios que no se basan en la pluralidad que existe en la sociedad mexicana.

Sin duda se trata de un tema que hay que abordar a profundidad en próximas colaboraciones.

El meme de la semana

La imagen de la semana

Un senador panista fue sorprendida viendo esta imagen, lo que provocó todo un revuelo en redes sociales.

La Silla Endiablada

Además del debate con relación a los medios y el gobierno, el propio papel de los medios en el contexto del avance tecnológico que posibilita el dominio de las redes sociales debe ser analizado, en especial lo que se refiere al financiamiento.

Una de las quejas contantes tiene que ver con el dinero que fluye de las arcas públicas hacia los medios, algo que va a cambiar el próximo sexenio. Se dice que no se deben usar recursos públicos para financiar a medios privados, pero en cada intento de éstos para obtener financiamiento de la audiencia o a fracasado o lo que finalmente se obtiene no alcanza para cubrir la operación de un periódico, portal web, mucho menos para radio o televisión.

Se trata de un asunto que aún no encuentra solución, pero que necesita ser discutido a la luz de los cambios que se avecinan, ¿los periodistas seremos capaces de hacerlo?

@LosPinos_mx

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here