Ernestina, la dulce abuelita

0
399

Por recomendación directa de todo mundo ya sabe quién, la diputada Ernestina Godoy fue impuesta a principio de mes como coordinadora de la fracción de Morena en el flamante Congreso de la Ciudad de México y electa presidenta de la Jucopo en el Poder Legislativo en la capital.

La primera recomendación posterior a su designación que le hizo directamente Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno electa, fue impedir que los morenos hicieran bolitas en Donceles y que respetaran la línea que el gobierno de la Cuarta Transformación marcara.

Bueno, pues a las primeras de cambio doña Ernestina no sólo fue rebasada, sino que el senador Ricardo Monreal le comió el mandado operando para imponer a Eduardo Santillán como vicecoordinador de la fracción, aunque él no era el favorito del pejismo.

No conforme con ello, la adorable coordinadora dejó no sólo que se formaran tribus, sino que se formara un trío de tres —como dijeran en el barrio—, que domina la repartición de las comisiones legislativas para sus aliados en Donceles.

La dulce Ernestina sólo vio cómo le pasaban encima y no pudo ni chistar ante el agandalle encabezado por Lalito SantillánJosé Luis Rodríguez y el exdelegado “con ojos” de Tláhuac, Rigoberto Salgado.

Entre los tres, tienen amarrados, al menos, a 20 de los 37 diputados morenos, y con esa fuerza se quedaron con todo; se dieron un verdadero festín, lo cual no debe haberle gustado mucho a Claudia.

Para quienes se pregunten sobre el tal José Luis Rodríguez, habrá que decir que sus sentimientos están muy unidos, casi como “calzón y caca”, dijera el comediante Polo Polo, con Arturo Medina, exdelegado sustituto de Lety Quezadaen Contreras y hoy delegado sustituto de Rigo en Tláhuac.

Además, Arturito está propuesto como subsecretario de Gobierno por Sheinbaum, para que acompañe a la futura secretaria, Rosa Icela Rodríguez. Ésa es la relación entre dos de los cabecillas que armaron la rebelión morena en Donceles.

A todo esto, habría que preguntar si la pareja ArturoJosé Luis ya no le reporta a Lety, ¿o juegan en dos bandas?

Y, también, si la dulce Ernestina es la indicada para controlar la granja en Donceles, pues ya algunos cochinitos se le salieron del huacal, y eso que todavía no arranca el nuevo gobierno.

En el agandalle, este trio se llevó entre las patas a todos, en especial a la fracción del PRD, dando rienda suelta a su ánimo de venganza. Los morenos chiquitos y resentidos y le dan más peso al PT que al sol azteca que, con todo y todo, tuvo muchos votos en la CDMX.

Los morenitos olvidan que nada es para siempre y que sus parientes perredistas podrán ser pocos, pero bien peinados, y con el maltrato lo único que están haciendo es victimizarlos y darles foro para que luzcan como oposición ante la opinión pública.

Al menos, el rebaño amarillo aceptará quedarse a trabajar, no como los diputados morenos que recién concluyeron, que se negaron a trabajar tres años, pero cobraron como reyes, sangrando los dineros del pueblo.

CENTAVITOS… ¿Alguien recuerda quién dijo: “Nos quejamos todo el tiempo de los políticos, sin embargo, cuando viene alguien con otro perfil lo juzgamos por si tiene o no la preparación”? ¿O quién confunde la Profepa con la Profeco para denunciar la muerte de animales, con todo y faltas ortografía de primaria? Bueno, pues a esa eminencia, Morena le dio la presidencia de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados. ¡Felicidades a México y al diputado Sergio Mayer, quien hará de éste un país culto, y que en una de esas desbancará a la tuitera Ninel Conde!