El agandalle de Morena y la insuficiente reducción de comisiones

0
179

La reducción en 11 el número de las Comisiones Permanentes de la Cámara de Diputados Federal, al pasar de 56 a 45, parece insuficiente.

Diputadas y diputados se quedaron cortos en su “esfuerzo de austeridad”. Aunque sufren pese a cierto grado de falsedad en esa política de “amarrarse el cinturón” en la Cámara Baja del Congreso de la Unión.

Había más para reducir. Pero faltó voluntad. ¿Del grupo parlamentario de Morena? ¿De sus aliados? ¿O de las mini-bancadas? ¿O de todos?

Por ejemplo, en las 45 Comisiones se encuentran las siguientes que bien pudieron fusionar para reducir más el número de las mismas:

Asuntos Frontera Norte, que presidirá el PRI, y Asuntos Frontera Sur para Morena. De ambas, hacer una denominada “Comisión de Asuntos de las Fronteras Norte y Sur”.

La de Marina otorgada a la bancada del PRD y Defensa Nacional al PRI. ¿Por qué no fusionarla en una “Comisión de Marina y Defensa Nacional”?

Derechos de la Niñez y Adolescencia (Morena) y Derechos Humanos (Morena). ¡Dos de la misma materia para una sola bancada! ¿Por qué no unirlas en una Comisión llamada, por ejemplo, “De Derechos Humanos, de la Niñez y Adolescencia”?

Jurisdiccional para el grupo parlamentario del PES, y la de Justicia para el del PAN. Haciendo eco a la austeridad republicana, ambas hubieran quedado en una: La “Comisión de Justicia y Jurisdiccional”.

Pesca se le quedó a Morena y la de Ganadería, a la bancada de Movimiento Ciudadano (MC). Fusionarlas en la “Comisión de Pesca y Ganadería” en nada hubiera reñido.

De las cuatro siguientes Comisiones hubiesen hecho dos nada más: Igualdad de Género (Morena), Atención a Grupos Vulnerables (PRI), Juventud y Diversidad Sexual (Morena), Deporte (Morena). Hasta los temas están mal acomodados. ¿Qué les parece haberlas fusionado así?: Igualdad de Género, Diversidad Sexual y Atención a Grupos Vulnerables; y Juventud y Deporte.

Seguridad Social se asignó a la bancada del PT, y Trabajo y Previsión Social a la de Morena. Pero bien hubieran quedado fusionadas en una “Comisión de Trabajo, Previsión y Seguridad Social”.

Con todas las anteriores, la reducción habría sido de otras 16 comisiones para quedar solamente en 29; un número más digno para la austeridad republicada que pregona Morena, y a la cual no pueden negarse el resto de grupos parlamentarios porque se verían mal y sus respectivos partidos necesitan reposicionarse en el ánimo ciudadano.

Ah, pero como en realidad no se trata de austeridad republicana, sino de dar Comisiones a todos los grupos parlamentarios y de quedarse con el mayor número, pues una reducción de 11 Comisiones bastaba para efectos mediáticos. ¿Atolito con el dedo al pueblo?

Agandalle de la bancada mayoritaria y cuotas a aliados y chiquillada. Igualito como solía operar el PRI. Aunque los morenistas refinaron.

Pero, incluso, el Revolucionario Institucional actuaba con más tolerancia y era más generoso: Cedía comisiones relevantes a sus opositores para mantener la gobernabilidad cameral. En cambio los morenistas prácticamente cedieron pura paja.

Por cierto, habría que revisar el número de integrantes de cada una de las 45 comisiones aprobadas y a cuántos asesores tendrán derecho, así como el presupuesto correspondiente, no sea que en ello mancille la austeridad republicana.

En fin, las cuotas… perdón, las presidencias de esas 45 comisiones quedaron distribuidas de la siguiente manera: 22 para Morena, 7 el PAN, 4 el PRI, 3 MC, 3 PT, 3 PES, 2 PRD y 1 PVEM.

Y claro, el grupo parlamentario de Morena, ejerciendo su poderío, se quedó con las comisiones de mayor importancia, entre ellas: Educación; Presupuesto y Cuenta Pública; Gobernación, Protección Civil y Población; Puntos Constitucionales; y Pueblos Indígenas.

Además: Bienestar Social; Turismo; Seguridad Pública; Derechos Humanos; Energía; Infraestructura; Igualdad de Género; Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola, y Autosuficiencia Alimentaria; Trabajo y Previsión Social; y Juventud y Diversidad Sexual.

¿Qué tal? Comisiones estratégicas para impulsar las reformas necesarias para el Proyecto de Nación del próximo Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. Pero además, varias de ellas, para hacer presencia en el ánimo ciudadano.

Y los partidos aliados de Morena, PT y PES también presiden comisiones estratégicas. Por ejemplo, la bancada petista tiene las comisiones de Relaciones Exteriores, Transparencia y Anticorrupción, y Seguridad Social; y la pesista se quedó con la de Salud y la Jurisdiccional.

Al grupo parlamentario del PAN le fue bien con la presidencia de las siguientes comisiones, mediante las cuales podría hacer contrapeso: Hacienda y Crédito Público, Comunicaciones y Transportes, Economía Social y Fomento del Cooperativismo, Federalismo y Desarrollo Municipal, y Justicia, entre otras.

La bancada del otrora poderoso PRI presidirá comisiones importantes, pero no relevantes para los contrapesos. Le fue mejor a MC con la de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación.

En fin, así el reparto de cuotas.

LEGISLATURA DE OAXACA

La LXIII Legislatura del Congreso del Estado de Oaxaca llegó a su última sesión de su último periodo ordinario; el próximo domingo clausura y entra a receso en espera de la instalación de la LXIV Legislatura a efectuarse el 13 de noviembre.

Diputados y diputadas locales hacen maletas, mientras, según dicen, necesitan alrededor de 60 millones de pesos adicionales para poder salir sin dejar deudas y quizá sin el aguinaldo proporcional. ¿O no?

El presupuesto para sus dos años de ejercicio legal (pues fue electa por dicho periodo para homologar las elecciones locales con las federales) ascendió a casi 600 millones de pesos.

Correo: rosyrama@hotmail.com

Compartir