Análisis semanal: 24 de septiembre

0
211

López Obrador continúa como el centro de atención, aunque sea sólo por ciertas declaraciones que hace y alguna que otra ocurrencia.

La semana pasada quedó varado, al igual que los demás pasajeros, en un vuelo comercial por las lluvias que se han tenido en buena parte del territorio nacional.

Sin embargo, en lugar de corregir mostró que la necedad se mantendrá al declarar que no se subirá al avión presidencial porque se le caería la carta de vergüenza.

Otra declaración que dio fue una respecto a que viviría en Palacio Nacional, sobre lo cual aseguró que nada más necesita un catre y algo para colgar su ropa y ya.

Pero detrás de estas palabras, dirigidas sin duda a su núcleo duro de votantes y seguidores, se esconde la falta de una visión estratégica de lo que debe ser el país, así como de la ausencia de proyectos específicos el temas centrales para México.

Así, la seguridad del presidente de la república va a estar a cargo de un grupo de 20 personas dirigidas por alguien sin experiencia en el tema, en lugar de reformar al Estado Mayor Presidencial y convertirlo en un cuerpo más acorde a las necesidades actuales.

Otro tanto tiene que ver con el avión presidencial, en lugar de cambiarlo por un modelo más austero, tendremos a un presidente que convivirá mucho con pasajeros y tripulaciones, con selfies por doquier, pero cancelando eventos, con retrasos y poniendo en riesgo su seguridad física, sin mencionar el costo

Cosas de manejar simbolismos y no reconocer errores.

Así, la presidencia adelantada de López Obrador mantendrá declaraciones por encima de proyectos, buscando mantener la agenda y marcando el paso, aunque lo que se comunique sea algo sin mucho contenido.

En esa línea se entienda lo de la bancarrota, lo dicho acerca del tráiler con cadáveres en Jalisco para buscar relacionarlo con la elección presidencial de 2006 y lo que venga.

Sin duda, López Obrador sabe que puede comunicar y a quien, el problema es que es un presidente electo atrapado en sus rencores y necedad por imponer su visión de país.

El meme de la semana

Parece meme, pero no lo es. López Obrador varado en un avión comercial, sin que la cara se le caiga de verguenza.

La imagen de la semana

La gira de agradecimiento, tal y como acostumbran los miembros de la farándula, continúa.

La Silla Endiablada

La cuarta transformación anunciada por López Obrador hace agua. Además de las evidentes contradicciones de su equipo y de él mismo, el concepto empieza a ser atacado en redes sociales, terreno que podría volverse en contra del tabasqueño.

Bajo denominaciones como Transformación de Cuarta o la cuarta transa en formación, usuarios de redes han criticado todo lo que tiene que ver con la presidencia adelantada del ex candidato de Morena, quien se comporta como si aún lo fuera.

La estructura que se creó para apoyar su candidatura empieza a mostrarse agotada y a generar más problemas que soluciones, cuestión de ver cómo han tratado de defender —sin éxito—, algunas de las recientes decisiones del tabasqueño, en algo que reta todo sentido común.

Pero como la instrucción es apoyar a tuits costa, seguiremos viendo como surgen debates que no llevan a ningún lado entre una oposición desorganizada y los fieles que ya no saben cómo hacerlo.

@LosPinos_mx

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here