La corta memoria de Jaime Cárdenas

0
32

Hace casi 15 años, Jaime Cárdenas Gracia estaba muy molesto porque su ardua labor para que se homologara su salario y prestaciones con las que reciben los ministros de la corte, resultó frustrado. El 21 de octubre de 2003 se informó que el Séptimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa declaró improcedentes las dos demandas de amparo promovido por el entonces Consejero Electoral del IFE quien, de acuerdo con la nota informativa de El Norte, impugnó los presupuestos de egresos 2001 y 2002; el séptimo tribunal determinó que Jaime Cárdenas debió presentar su inconformidad ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

El entonces Consejero Electoral pretendía lograr una pensión vitalicia y aumentar su salario porque, adujo en ese tiempo, 151 mil pesos mensuales equivale a la percepción mensual de un subsecretario de Estado, no al de un ministro de la Corte, e incluso dentro de su alegato se quejó de haber sufrido “un perjuicio personal y directo” y una “violación a su garantía de independencia” porque en 2002 ganó mil 570 pesos mensuales menos que en 2000. Jaime Cárdenas argumentó según el artículo 41 de la Constitución que señala que los integrantes del IFE deben tener las mismas retribuciones de la Corte.

El tiempo pasó. Y cobró hegemonía el discurso de la austeridad y el enojo debido a los muy altos sueldos de los ministros de la Suprema Corte que durante la pasada campaña electoral Andrés Manuel López Obrador aseguró que serían disminuidos igual que los sueldos de los consejeros del ahora llamado Instituto Nacional Electoral. En esa oferta lo acompaña el ex consejero electoral con una firme convicción, o eso dice.

El 13 de julio pasado, Jaime Cárdenas denunció a los consejeros del INE porque, según él, mostraban resistencia a las propuestas de López Obrador sobre la austeridad. En su cuenta de Twitter escribió lo siguiente:

“Las resistencias a las propuestas de AMLO ya se inició. Los consejeros del @INEMéxico asustan a los empleados de menor jerarquía con el fantasma de la reducción de sueldos y prestaciones. No se dejen engañar, la reducción es sólo para los consejeros”.

Este es sólo un ejemplo donde el señor Cárdenas se mira decidido a impulsar la austeridad en el país, pero hay muchos más. Su memoria es corta. Hace 15 años estaría demandando hasta por mil 570 pesos, como lo hizo en su momento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here