Busca Bejarano jinetear a Morena

0
390

Más canijo que bonito salió René Bejarano que —vivo como es— quiere llevar agua a su Movimiento Nacional de la Esperanza, aprovechando el cauce que generarán los gobiernos local y federal emanados de Morena.

A muchos llamó la atención que en el Congreso Nacional del MNE, celebrado hace dos domingos en el Palacio de los Deportes, Bejarano anunciara que su organización iniciará un proceso de afiliación, y que estima llegar a un millón de simpatizantes.

Del mismo modo, en un mensaje de casi una hora, el veterano profesor afirmó que su equipo manejará los programas sociales del próximo gobierno federal, aunque después quiso desdecirse.

Basta echar una revisada a los últimos acontecimientos políticos para entender por qué el de las ligas anda tan echado pa’ delante con su agrupación nacional, la cual quiere hacer partido político.

En primer lugar, trae sometido a Miguel Ángel Vázquez, coordinador de asesores del jefe de Gobierno de la CDMX, que sigue controlando la nómina gubernamental, tal como lo hizo desde la Subsecretaría de Administración y Capital Humano.

Junto a Vázquez —con quien fingió un distanciamiento—, controla al aún líder de la burocracia capitalina, Juan Ayala, quien ante el temor de ser destituido e, incluso, enviado a  la cárcel por transa, entregó el cuerpo al de las ligas.

Con eso, René tiene cubierto el financiamiento para su estructura y su padrón de afiliados, pero la joya de la corona la recibió el 14 de agosto, cuando Andrés Manuel López Obrador nombró a Ariadna Montiel subsecretaria de Desarrollo Social, que se llamará Secretaría del Bienestar.

¿Por qué es la joya de la corona?, pues por la sencilla razón de que la titular del área —María Luisa Albores— es una mujer de buena fe, pero que de Desarrollo Social no sabe ni pío, y es la responsable de los programas sociales de la Federación.

Quien sí sabe cómo se hace el trabajo corporativo es Bejarano, y como Ariadna Montiel es su alumna más avanzada —con quien también fingió un distanciamiento—, ya se siente el coordinador desde las sombras.

La apuesta es que Ariadna le coma el mandado a Albores —cosa nada difícil, porque la alumna del profesor es muy lista— para que BejaranoLola y compañía se apoderen de los padrones de beneficiarios y operen para sí mismos; ya se vieron los bejaranistas.

Quizá por ello, en un lapsus o en un acto de soberbia, a René se le chispoteó la declaración de que él manejaría los programas sociales de López Obrador. Pues claro, si estarán en manos de su alumna más avanzada.

Ahora que está muy claro que tanto en la CDXM como en el país el de las ligas moverá sus piezas para fortalecer al MNE, habrá que ver si lo dejan… claro, si es que alguien ya leyó la jugada de grandes ligas que intenta René.

Por lo pronto el viejo profesor ya se vio.

CENTAVITOS… Apenas el INE oficialice hoy el reparto de plurinominales en San Lázaro, del PAN, PRD y hasta del PT saldrán sendas impugnaciones para que le mochen algunas curules a Morena, partido que a todas luces está sobrerrepresentado en la Cámara de Diputados. Los pejistas intentan engañar a las autoridades y a la ciudadanía utilizando a sus partidos aliados para meter a sus candidatos bajo siglas distintas, cosa que en términos legales se cataloga como un fraude. Será el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación el que tenga que corregir la plana una vez más, pero no puede pasar de la próxima semana, pues la Legislatura se instala el 1 de septiembre.