El poder de la juventud en la era digital: Es una muy buena pauta para el Politing

0
691

“Cuando era más joven podía recordar todo…

hubiera sucedido o no.” Mark Twain

Los seguidores del Politing creemos que los principales participantes de la “Democracia 2.0”, son si duda los jóvenes. Sin embargo, el descrédito de la acción política se debe no solo a la incapacidad de muchos de sus nuevos actores para elaborar discursos atractivos y convincentes para los nuevos y novedosos entornos, sino a su falta de reacción para interpretar la sociedad en otros términos y reinventarse como actividad de todos: Dejó de ser una acción que involucra a los habitantes de un Estado para convertirse en el estado de unos pocos. La consecuencia es el alejamiento de muchos jóvenes de la vida política y su estigmatización. En muchas ocasiones, tanto gobierno como partidos siguen confundiendo Internet con un tablón de anuncios, sin darse cuenta que es un espacio social interactivo, utilizado principalmente por los jóvenes) que ofrece la posibilidad de reconectar con esos mismos jóvenes, renuentes a la Participación Ciudadana en estructuras tradicionales. Y es que el poder que tiene la juventud con cada comentario, con cada crítica es muy grande y un solo mensaje en Twitter o un comentario en Facebook puede generar una idea en un determinado grupo de personas. Aquí radica la importancia de este desinteresado segmento de la población en los procesos políticos, en las políticas públicas y en la City, que también es política

Pero si lo anterior ocurre con un joven común y corriente, con un perfil en Facebook y/o Twitter, los bien llamados “jóvenes líderes de opinión” son personajes públicos que por una razón u otra gozan de reconocimiento social y fama, que les sirven sobre todo a las empresas y campañas políticas para promocionar, vender productos, difundir ideas que aparecen ligadas a su persona… etc. Así, esos “jóvenes líderes de opinión” basan su actuación en contactos individuales y/o en la utilización de otras herramientas de comunicación tales como los chats, sitios web, cámaras digitales, foros de discusión, teléfonos móviles y diarios personales (blogs)…con el fin concreto de crear y/o modificar opiniones, establecer tendencias y/o divulgar, rumores acerca de una campaña, marca, compañía o producto y cambiar así la opinión de los grupos de interés.

El reciente aumento de estos movimientos es una consecuencia clara del cansancio social que se vive por la in-efectividad del gobierno. Los medios digitales están cada vez más presentes en la vida del pueblo y ahora la juventud quiere participar en las decisiones políticas y aunque aún creen en la Democracia como un sistema legítimo, no piensan lo mismo de los partidos políticos y de las instituciones electorales. Por eso, el discurso político en el escenario de las redes, no puede ser el mismo o con la misma línea que se comunicaban en medios tradicionales. Y es que los jóvenes están pidiendo lo mismo en todos lados y ya no creen en los políticos. Y éstos aún no han encontrado cómo comprender las necesidades y conectarse con ellos…

Para eso ha llegado el Politing 2.0, que los incluye en las campañas políticas, pues pesar de que esos jóvenes participan en “Comunidades 2.0”, la Política está estancada en “Dinámicas 1.0”: Ellos viven online… mientras que la Política discurre off-line.

@CarlosSalazarV