¿Cuáles son las metas de PIB, empleo y salarios de AMLO?

1
528

En medio de escándalos, el agobio de decenas de decisiones que no alcanzan a analizarse y la estridencia para tapar errores, el tema central que va a definir la presidencia de López Obrador hasta ahora no ha sido presentado: la tasa promedio anual de PIB y sus derivaciones en creación de empleos, inflación y redistribución de la riqueza.

Lo demás, en realidad, no importa. De todos los temas lopezobradoristas ahora en disputa, ninguno tiene que ver con la cifra del PIB que de alguna manera se conocerá hacia septiembre cuando se reorganicen los criterios generales de política económica para 2019 y el escenario hasta 2024.

Los pre criterios definidos en mayo por Hacienda fueron conservadores para 2019: 3% de PIB –y ya el FMI lo bajo a casi 2.5%– e inflación de 3% y los Criterios 2018 adelantaron un promedio de 3.8% de 2020 a 2023, si las cosas permanecen constantes. Como México necesita crecer a 6.5% para atender nuevas demandas y rezagos de lustros, el escenario macroeconómico de los Criterios apenas serviría para crear un tercio de los empleos nuevos que necesitan los mexicanos que se incorporan por primera vez al mercado de trabajo, pero implicaría seguir amontonando dos tercios de marginación laboral en todo el sexenio.

El problema radica en que de 1983 a 2018 el PIB promedio anual fue de 2.2%, lo que implica una acumulación de rezagos a lo largo de treinta y cinco años, ya que el largo periodo 1934-1982 el PIB promedio anual fue de 6%. El periodo 1983-2028 ha sido el del modelo económico del neoliberalismo de Carlos Salinas de Gortari de mercado y globalización, que ha sido incapaz de atender a dos tercios de los mexicanos. Por eso el Coneval fija su cifra de resultados de la desigualdad: 78% de los mexicanos vive mal con de una a cinco carencias sociales y solo el 28% vive sin problemas. Es decir, que el Tratado, el neoliberalismo salinista y la globalización sólo ha servido para beneficiar a un tercio de los mexicanos.

Por su discurso populista se llegó a suponer que López Obrador iba a terminar con el neoliberalismo salinista de 2.2% de PIB, pero sus acuerdos secretos con los empresarios del Consejo Mexicano de Negocios y del Consejo Coordinador Empresarial para la estabilidad neoliberal el PIB para 2019-2024 será igual al definido por el equipo de Hacienda que comandaba hasta diciembre José Antonio Meade Kuribreña. Es decir, que el modelo Salinas seguirá definiendo el PIB anual.

En los primeros veinticinco días después de su victoria, López Obrador ha hablado de inversiones, rescates, descentralizaciones, bajas salariales, aeropuertos y aviones presidenciales, pero ninguno de esos temas tiene que ver con la cifra clave de su sexenio: el PIB promedio sexenal que determinará las cifras de bienestar, igualdad social y atención a los abandonados por el neoliberalismo desde 1983.

El PIB promedio anual del sexenio de López Obrador definirá salarios, empleo formal, subempleo; y los ahorros por salarios bajos, lucha contra la corrupción y venta del avión presidencial no impactarán en el PIB y sus efectos en el bienestar. Pero como se está ocultando esa cifra del PIB o aún no sabe cuál será, entonces cuando menos en 2019-2021 seguirá más neoliberalismo salinista estabilizador y por tanto más desigualdad y pobreza.

Todo lo demás es diversión.

 

Política para dummies: La política es, justificando buenos y malos, el objetivo social.

Si yo fuera Maquiavelo: “Siempre en el interior estarán las cosas seguras cuando lo estén en el exterior”.

Sólo para sus ojos:

  • Recuerde revisar todos los días el sitio seguridadydefensa.mx para enterarse de los juegos geopolíticos de poder.
  • Adquiera vía mercado libre el libro La crisis de México… más allá del 2018, de Carlos Ramírez, para entender lo que viene después de las elecciones https://buff.ly/2KeacRi y en las librerías Porrúa de todo el país.
  • El peor error que pudieran cometer López Obrador y su canciller Marcelo Ebrard sería confiar en Donald Trump. Las frases sobre migrantes de Trump en su carta no son ciertas. Y el programa mexicano de inversión y empleo para bajar migración tendría efectos en, cuando mucho, seis años. Trump quiere deportar a millones de mexicanos.
  • Las presiones del equipo de López Obrador sobre el gobierno de Sonora van a ir creciendo vía los senadores electos Lilly Téllez y Alfonso Durazo. Morena quiere la gubernatura estatal.
  • Famosas últimas palabras: “Vivir fuera del presupuesto es vivir en el error, pero vivir dentro del presupuesto es vivir en el terror”: frase atribuida al político de la picaresca César El Tlacuache Garizurieta.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here