Con su fideicomiso, Morena transgredió la ley y recibe la tercera multa más alta en la historia

0
216

Cuando hace casi tres semanas la revista etcétera informó que el fideicomiso que construyó Morena era un esquema de simulación para allegarse de recursos de manera ilícita, legiones de simpatizantes de ese partido dijeron que la noticia era falsa y, como siempre, me llenaron de insultos (todavía varios lo hicieron ayer, incluso en ciertos muros de mis contactos aquí, en Facebook, quienes compartieron el adelanto informativo mío que llamó la atención a la sesión de hoy al mediodía del Consejo General del INE, en la que sancionarían a Morena por esa práctica fraudulenta. Intentan inhibir).

No era mentira, entonces, y no nos inhiben ni nos inhibirán en etcétera insultos o calumnias: con 10 votos a favor y 1 en contra, el INE multó a Morena con 197 millones de pesos por esa operación irregular de simulación que empleó dinero en efectivo, por lo que se desconoce buena parte de su procedencia: los partidos políticos son entidades de interés público que están sujetas a la ley y por ello Morena tendrá la tercera sanción más alta de la historia, luego de “Amigos de Fox” y “Pemexgate”. Incluso aunque el representante de Morena ante el INE, Horacio Duarte, amenazara con iniciar juicio político contra la consejera Pamela San Martín.

Los partidos políticos no pueden destinar recursos a “sujetos de apoyo” o “damnificados”, es el punto, pero no solo. Todas las personas que participaron en esta operación tienen relación con Morena, como militantes, líderes o trabajadores del partido. El 28 de diciembre, a las 4 y media de la tarde, nueve personas entraron a la sucursal y en unos 20 minutos depositaron un millón 400 mil pesos; esa operación se extendió en otros bancos. Esto es una operación sin duda acordada, aunque el único consejero que votó contra la sanción del INE, José Roberto Ruiz Saldaña, diga que eso es posible, vamos, que muchas personas, sin ponerse de acuerdo, acudieran al llamado del dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, y así, con fajos de 50 mil pesos (dinero del que se desconoce su origen), depositaron para que luego otros militantes de Morena retiraran esos fondos. Rodrigo Abdala, diputado federal y operador político de Manuel Bartlett, hizo depósitos y retiró cheques.

Finalmente, por favor, lean esto: el portal Aristegui Noticias, no etcétera o algún otro miembro de la mafia en el poder: el portal Aristegui Noticias, repito, hizo una solicitud de transparencia a Morena para que el partido detallara qué hizo con los recursos que recibió. Y la respuesta es que no informaría al respecto porque el fideicomiso fue creado por particulares y porque en su apertura no se emplearon recursos públicos, así nomás. Esos particulares son Julio Scherer Ibarra, Laura Esquivel y Alejandro Solalinde, entre otros. En suma, con total opacidad, este partido político rechazó informar sobre la procedencia y el destino de esos recursos.

Morena transgredió la ley y en vez de mirar conjuras o amenazar, lo que valdría la pena es que explicara qué fue lo que pasó con esta enorme irregularidad. Cuál es el origen de esos millonarios montos y cuál fue su destino. Por lo pronto, las cosas están en su lugar, y etcétera y su director no difundimos una noticia falsa, sino una tremenda transgresión a la ley.