El autoritarismo democrático

0
112

El adelgazamiento administrativo, la eliminación de puestos, el cese a compensaciones, bonos, pagos extraordinarios, gastos de representación, viajes, boletos y demás prebendas tan frecuentes en la alta burocracia son una idea individual cuya puesta en práctica es un acto de autoridad, la autoridad genuina derivada de una votación abrumadora, por lo tanto nadie podrá decir, Andrés Manuel impone su voluntad; no, de ninguna manera, actúa de acuerdo a una consulta interminable desarrollada a lo largo de doce o quince años, por lo menos, en la cual todo mundo lo escuchó anunciar estos afanes y a final de cuentas lo autorizó para llegar al puesto desde donde lo podría hacer realidad.

Sí, el 53 por ciento de los electores es el medio mundo de nuestro país.

Pero eso no significa sino la forma democrática de llegar al autoritarismo.

La fábrica de cesantes ya ha sido puesta en marcha y ahora el gobierno comenzará no con un  plan de empleo, sino de desempleo. El gobierno ha decidido cesar en su función de primer empleador nacional. Lo seguirá siendo, de todos modos, pero la burocracia, sobre todo la de cuño sexenal; los nuevos funcionarios llegados con el nuevo gobierno no serán beneficiados de la caja abierta de todos los privilegios.

Tampoco serán contratados parientes, excepto, claro cuando sean parientes del Presidente, como en el caso de Martha Bárcena, quien es esposa del embajador Agustín Gutiérrez Canet, tío de la señora Beatriz Rodríguez Müller y exembajadora en Turquía, acomodada en el equipo de trabajo de la reunión con los halcones de Donald Trump, quienes le pusieron a México las peras a veinticinco, en la apabullante visita a los empleados de Juan Trump.

Pero nada de eso puede ser señalado como falta a la palabra. Andrés Manuel lo ofreció todo, y más, durante la larguísima campaña y los electores le creyeron y le pusieron en las manos la mayor capacidad de poder concentrado en una sola persona desde mucho antes de la mitad del siglo pasado, no es culpa suya, si culpas hubiera.

En todo caso es un triunfo, un enorme triunfo, aun cuando ya sabemos lo peligroso de subir a un hombre, a cualquiera, a tan elevadas cumbres donde la realidad ser distorsiona y se aprecia distinta.

Vender aviones, cancelar reformas, desaparecer cuerpos castrenses de necesidad logística y de organización con la Casa Presidencial cerrar la casa misma, hacer cola, caminar por la acera, etc., son ofertas de campaña seductoras y  nadie se puso a pensar en la consecuencia inconveniente de ponerlas en práctica.

Hoy el cese les toca a la puerta a miles de personas quienes no disfrutaron jamás las mieles de la mafia del poder. Empleados simples de mediano acomodo quienes se irán a vivir en  el tan temido error de aquel infierno descrito por Garizurieta, vivirán equivocas pues quedarán fuera del presupuesto.

En la tiranía un hombre se puede equivocar sin preguntarle a nadie. Y todos callan.

En la democracia un hombre se puede equivocar después de preguntarles a todos.

Así son las cosas.

LAS BASES

Muchos se han preguntado si Andrés Manuel podrá controlar el apetito en sus bases electorales, generado por tantas ofertas y promesas. Esta nota nos hace pensar en las primeras luces de advertencia:

“…Integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) se concentraron esta mañana ante las oficinas del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en demanda de que los escuche para tomar una decisión sobre la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

“En redes sociales anticiparon que buscarían el diálogo con López Obrador. “Ya habló del tema con los empresarios y con EPN (Enrique Peña Nieto), es momento de que escuche a los pueblos afectados por el megaproyecto” en el lago de Texcoco.

“El FPDT arribó a la casona antes de las ocho de la mañana, y varios de sus integrantes portan machetes, su distintivo de lucha y ya están a la espera del virtual presidente electo. Leticia Ramírez, responsable de atención ciudadana, atendió a una comisión”.

CAMPECHE

La policía de Campeche sigue siendo la más confiable en el país.

De acuerdo con el informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (mayo de este año), Campeche obtuvo los mayores estándares de confiabilidad nacional con  el 97.67 de Aprobación en exámenes de control.

La policía de Yucatán llega al 45.39 por ciento de confiabilidad y la de Tlaxcala apenas 37.7 por ciento.

ASÍ ESTABA

Hace apenas un par de años era un mandarín: caminaba, como dijo Patrocinio de los petulantes, un paso detrás de su pecho. Ahora lo vi mohíno y mal encarado. Me recordó este párrafo de Philip Roth:

“…estaba sumido en el desánimo, el virulento desanimo de quien en otro tiempo se encontró agresivamente en medio de todo, y ahora está en medio de nada… Él mismo no era nada, más que una nulidad inmóvil que aguardaba con rabia la vendida desaparición absoluta…”.

Como el PRI.

rafael.cardona.sandoval@gmail.com

elcristalazouno@hotmail.com

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here