Aumenta Washington presión a Venezuela

0
215
  • La de ayer es la tercera ronda de sanciones financieras que impone el gobierno de Trump contra la Venezuela de Maduro
  • Estados Unidos aumentó la presión financiera sobre este país sudamericano, dificultando la venta de activos estatales, incluidos los de la petrolera PDVSA

Como respuesta a la presuntamente fraudulenta reelección de Nicolás Maduro a la presidencia de Venezuela, Estados Unidos aumentó la presión financiera sobre este país sudamericano, dificultando la venta de activos estatales, incluidos los de la petrolera PDVSA.

Además, el presidente estadounidense, Donald Trump, firmó un decreto que prohíbe a los ciudadanos de su país comprar obligaciones de deuda venezolana, para aprovechar la profunda crisis económica que vive actualmente el país.

El mndatario instó a Maduro a realizar “elecciones libres y justas”, y aseguró que busca “evitar que el régimen venezolano realice “ventas clandestinas”.  La de ayer es la tercera ronda de sanciones financieras que impone el gobierno de Trump contra la Venezuela de Maduro. Además, afirmó que el dinero de esos activos “pertenece al pueblo de Venezuela”. En un mensaje emitido por la Casa Blanca, se califica a Maduro como “dictador” a Maduro.

En el documento, el gobierno estadounidense anunciaba la aplicación de “rápidas medidas económicas y diplomáticas”, tras calificar de “farsa” la votación del domingo.

Mike Pompeo, secretario de Estado, y Mike Pence, vicepresidente, adelantaron que habrá más sanciones. Se analizan diversas posibilidades, entre ellas la “opción militar”. Por su parte, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, dijo que las sanciones son “medidas ilegales”, que violentan el derecho internacional.

Como medida conciliatoria, Maduro propuso un nuevo diálogo con la oposición, pero esta descartó participar en el encuentro.

“Frente a la propuesta de diálogo, no vamos a caer en estrategias dilatorias en las que se pretende mantener como un hecho aceptado el fraude de ayer”, señaló Omar Barboza, presidente del Parlamento de mayoría opositora. “No nos sumamos a nada que viole la Constitución e irrespete la soberanía popular”, sostuvo a nombre del Frente Amplio, agrupación que integra la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

El Frente Amplio reiteró su desconocimiento a los resultados de los comicios en los que Maduro fue reelegido con 68% de los votos, por considerar que el gobierno compró sufragios y chantajeó a electores con programas sociales. El Frente Amplio invitó nuevamente a Henri Falcón, principal rival de Maduro que se postuló a pesar de que la MUD llamó a la abstención, a que se le una para luchar por “verdaderos comicios”.

Barboza dijo que la principal tarea de la oposición será “la reconstrucción de la unidad nacional de los que quieren un cambio.

La Unión Europea (UE) ya había advertido que no consideraría democrático el proceso, en el que venció Maduro y quien será proclamado ganador, indicó Delcy Rodríguez, presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

El mandatario del gobierno español, Mariano Rajoy, dijo que su país seguirá trabajando para paliar el sufrimiento de los venezolanos. El ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, criticó con dureza la victoria electoral lograda por Maduro. “No fueron las elecciones libres, justas y transparentes que se merecía el pueblo venezolano”, señaló el político socialdemócrata desde Buenos Aires, donde participó en un encuentro de ministros de Exteriores del G20.