Crece la inquietud y el miedo del Gobierno por el frentismo de Torra…

0
114

Veinticuatro horas después de su investidura y antes, incluso, de afrontar lo que él mismo ha calificado de “tragedia humanitaria” (la prisión de los  llamados “presos políticos” a los que no ha considerado prioritario visitar ya que pueden y deben esperar) el Presidente títere designado por Carles Puigdemont, Quím Torra , se ha trasladado a Berlín para informar a su mentor de su investidura y, sobre todo, para consultarle la formación de su Gobierno en el que pretende incluir  a los consejeros que fueron destituidos por la aplicación del artículo 155, Jordi Turull  y Josep   Rull, los dos internados  en la prisión de Estremera, y Toni Comín, refugiado en Bruselas y pendiente de una euroorden para su entrega a España.

Esos nombramientos y la puesta en marcha de dos instituciones clave para los planes del independentismo, el llamado Consejo de la Republica presidido por Puigdemont (una auténtica obsesión del ex Presidente) y la Asamblea de cargos electos, una especie de Parlamento paralelo, pretenden ser los primeros pasos que el nuevo Presidente quiere dar como un auténtico desafío al Gobierno central y como muestra evidente de que el principal objetivo es recuperar el terreno perdido.

Un terreno perdido, según se lamentan los independentistas ahora, desde que el 27 de Octubre se hizo pública la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) que quedó congelada y sin rematar, mientras miles de manifestantes esperaban en vano la desaparición del mástil principal del Palau de la bandera española, que aún continúa. Algo que se pretende hacer ahora y que se hará efectivo el 27 de Octubre de este mismo año en que, con toda probabilidad, se disolverá el Parlament para unas nuevas elecciones. “Veremos- sostienen quienes creen conocerle- al propio Quim Torra declarar esa independencia desde el Balcón de la Generalitat porque es el sueño de su vida, y dice que nadie se lo va a impedir”.

Sabiéndose en el centro de Europa, Torra ha estado más prudente en Berlín que en Barcelona y ha insistido en que quiere un diálogo con el Gobierno español y con Rajoy al que ha pedido día, lugar y hora. Y conocedor de las reacciones que han empezado a producirse por el conocimiento de sus escritos supremacistas y xenófobos  (“en la Unión Europea no hay lugar para el odio” ha hecho público el Partido Popular Europeo) ha insistido una y otra vez en el diálogo aunque pensando siempre en la independencia y “en la idea de la República de Cataluña”. Torra quiso aclarar  que para seguir con el proceso soberanista se actuará en tres niveles: el “espacio libre de Europa, las instituciones catalanas -Govern, Parlament y la Asamblea de Electos- y la ciudadanía, involucrada en un “proceso constituyente”. Nunca abandonaremos el camino de “reconfirmar al Presidente Puigdemont al frente del Govern, para que regrese al Palau de la Generalitat”.

A la espera de la formación del Gobierno tras la toma de posesión del señor Torra, una vez firmado el correspondiente decreto por el Jefe del Estado, crece la inquietud y preocupación del Gobierno y de los partidos políticos por el frentismo del discurso de Quim Torra y por la evolución de los acontecimientos en Cataluña, que supone volver a la casilla de salida con un 155 que no ha surtido ningún efecto y que se levantará una vez se forme el Gobierno pero que puede volver a implantarse dada la actitud del señor Quim Torra. Hoy el Presidente del Gobierno se ha reunido con el secretario general del PSIOE con el que parece que ha llegado a un acuerdo de mínimos y el jueves está previsto  un encuentro con  Albert Rivera, que viene insistiendo en que no se puede levantar el 155, que hay que prolongarlo y que la aplicación blanda del mismo es lo que ha conducido a la actual situación.

Sánchez ha pactico un texto con Rajoy en el que califican el discurso de Torra de “frentista y xenófobo” y se comprometen  a ofrecer “una respuesta pactada y proporcional en la defensa de la legalidad constitucional, rechazando cualquier intento de poner en marcha estructuras políticas distintas de las únicas válidas contempladas en la Constitución y el Estatuto”.  Se reservan la aplicación de nuevo del 155 y el control de los Fondos de Liquidez Autonomica (FLA)  de la Generalitat …

@oneto_p

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here