Los Pinos 2018: La Silla Embrujada

0
89

Análisis semanal: 23 de abril

Después de tres semanas de campaña, vistas las encuestas publicadas, el resumen de la carrera por la presidencia de la república es el siguiente: López Obrador se mantiene en el primer lugar de los sondeos, incrementando su ventaja con lo que las versiones de que había llegado a su techo no se mantienen.

Ricardo Anaya se aferra al segundo lugar, pero sin mostrar algún crecimiento en sus preferencias, algo que ya debe preocupar en su equipo de campaña.

José Antonio Meade, pese a un modesto incremento reportado en las encuestas, no deja el tercer lugar, sin que se observé alguna posibilidad de repunte.

En el caso de los independientes, la mancha luego de las irregularidades para conseguir las firmas, ha generado que en conjunto los dos aspirantes de este sector no rebasen el 10% de las menciones.

Aunque algunos esperan que el debate del 22 de abril —esta colaboración, por razones de cierre, se recibió el viernes anterior—, se convierta en un punto de cambio para el candidato que mejor sería aprovechar la oportunidad, en realidad está expectativa podría estar lejana de la realidad, pues en tanto los equipos de campaña y los candidatos no modifiquen sus rutinas y generen discutidos y actividades diferentes, dejando de lado las continuado menciones al tabasqueño, el escenario se mantendrá.

Y es que un solo debate no significa el gran cambio que muchos esperan, en especial si no va acompañado de otras acciones para atraer el voto de los mexicanos.

Sea cual sea el resultado del primer debate, la semana entrante comentaremos los efectos de este evento.

Otro detalle que se debe revisar, es el que tiene que ver con la falta de nuevas prácticas al momento de hacer campaña. Los discursos recurren a los mismos recursos, los apoyos giran sobre largo mismas técnicas y las plataformas reciben la mínima atención, como siempre.

A los actuales candidatos se les recuerda más por sus ocurrencias, ataques o respuestas poco pensadas, que por las explicaciones de qué harán en caso de ganar, en especial acerca de temas que preocupan a la ciudadanía.

En el tema del combate a la corrupción, por ejemplo, los planteamientos van desde la promesa de que al llegar “ya saben quién” con su solo ejemplo se acabará este flagelo hasta revivir ideas como el frustrado Sistema Nacional Anticorrupción, es decir pocas novedades.

Y así en otros temas, pues los candidatos al parecer juegan más a tratar —porque no lo han conseguido—, de quitarle votos a los contrarios que el convencer a los votantes necesarios para ganar.

El meme de la semana

La imagen de la semana

Una imagen religiosa, en este caso la del Papa, está haciendo usada en la actual campaña electoral.

La Silla Embrujada

Vale la pena revisar de vez en cuando lo que en redes sociales hacen los equipos de campaña. Tomar una semana para evaluar lo hecho y sus efectos, nos muestra que los partidarios de López Obrador se mantienen a la cabeza, ayudando al objetivo de generar una imagen de triunfo inminente para su candidato.

Este tema tiene varias implicaciones, desde el costo de mantener a un equipo que busca responder en todos los espacios alguna mención negativa en contra del tabasqueño, además del tiempo que se ha tenido para formar una organización de este tipo que quizá provenga de los tiempos en que al ahora candidato de Morena era jefe de gobierno de la Ciudad de México.

Se trata de una agrupación efectiva, que ha dado resultados al ver lo que publican las encuestas y la corriente de opinión generada, pero que también puede incidir en una eventual derrota si los líderes no controlan a los más fanáticos del equipo.

Cuenta regresiva: Faltan 69 días para las elecciones.

@LosPinos_mx

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here